CINEBLOG.NET

 

Agnès Varda - 1962 - 'Cleo de cinco a siete'Desde el punto de vista vanguardista y experimental de Agnès Varda (“La felicidad”, 1965, “Sin techo ni ley”, 1985, o “Los espigadores y la espigadora”, 2000), siempre cargado de crítica y relato social, esta historia sobre la vida y la muerte, la toma de conciencia de la levedad del ser y el disfrutar lo que se tiene, se erige como una de los más certeros ejemplos de la Nouvelle Vague (aun cuando Varda se había adelantado años antes François Truffaut o Jean-Luc Godard). El film cuenta en tiempo real dos horas en la vida de una joven burguesa (sin dejar de lado la crítica a la hipocresía y el desapego de la realidad de las clases sociales altas) en un entorno propicio para la reflexión política y social (el París de la Guerra de Independencia de Argelia, 1954-62), a base de contemplativos travelings, música, humor, drama e imágenes con gran carga simbólica.

Cleo (una excelente Corinne Marchand) es una cantante a quien una vidente le pronostica mediante las cartas del tarot su inminente muerte por enfermedad. Cleo decide hacerse unas pruebas médicas y mientras espera los resultados conocerá a un joven soldado (Antoine Bourseiller) y a una serie de heterogéneos secundarios (el gran compositor Michel Legrand o el dandy español José Luis de Vilallonga) que irán haciendo que evolucione de su frivolidad inicial hacia una toma de conciencia realista y vivencial.

Varda consigue condensar en una sola película las grandes constantes culturales de la Francia de la época: el auge del existencialismo gracias a la obra de Jean-Paul Sartre o Albert Camus y su búsqueda de sentido en la autoafirmación de la construcción de tu propia condición humana; la guerra, como causa del pensamiento existencialista, desde las secuelas aún dolorosas de la II G.M. hasta las sangrienta liberación de Argelia; la intención de constituir un movimiento artístico diferente, cargado de historias con sustancia y un aspecto visual y narrativo novedoso; y, por supuesto, el feminismo que cada vez cobraba más importancia. Elementos, todos ellos, que condujeron a una de las revoluciones culturales y políticas más importantes del siglo XX: el mayo del 68.

 

– Para todos los que busquen cine urbano, humano e inteligente.

– Imprescindible para los que aún no conozcan a la ‘madre de la Nouvelle Vague’.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies