CINEBLOG.NET

 

Val Guest - 1955 - 'El experimento del Dr. Quatermass'Basándose en la miniserie de la BBC “The Quatermass Experiment” (1953), que especulaba sobre la carrera espacial británica; el realizador y guionista Val Guest (“El abominable hombre de las nieves”, 1957, “El día en que la Tierra se incendió”, 1962, o “Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra”, 1970), bajo el padrinazgo de la mítica productora de cine de género Hammer, se alejó de los maléficos extraterrestres de formas monstruosas que llenaban las pantallas de los cines en los años 50 para sumergirse en una intriga, apoyada en elementos de cine de terror, en la que la amenaza alienígena toma la forma intangible de un virus (lo que beneficia al suspense, a la impotencia con respecto a el y también al control del presupuesto) y, en una suerte de simbolismo malintencionado, es el propio ser humano el que se va transformando en un ser monstruoso (con un efectivo maquillaje de Phil Leakey, responsable del aspecto de Christopher Lee en éxitos de la Hammer como “La maldición de Frankenstein”, 1957, o “Drácula”, 1958, ambas de Terence Fisher).

El lanzamiento del primer vuelo tripulado al espacio parece haber terminado en tragedia cuando se pierde el contacto con la nave desde la Tierra. Pero al final consigue volver aterrizando en la campiña inglesa. Aunque cuando el doctor Quatermass (Brian Donlevy) llega al lugar, descubre que de los tres tripulantes solo queda Victor Carroon (Richard Wordsworth), el cual está en estado de shock.

Val Guest utiliza ciertas herramientas narrativas y visuales para mantener el interés en esta reinterpretación del género más popular de la década (la ciencia-ficción de terror): la rodó inspirándose en los noticiarios cortos que solían poner en los cines antes de la película (como el No-Do en España), lo que un realismo que impresionó a los espectadores de la época; y también creó un influyente argumento (de “La amenaza de Andrómeda” a “Expediente X”) que parecía mirarse en los relatos detectivescos en los que las pistas iban llevándote a descubrimientos cada vez más importantes hasta la llegada del (más convencional) clímax final.

 

– Para coleccionistas de amenazas del espacio.

– Imprescindible para interesados en la historia de la ciencia-ficción cinematográfica.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies