CINEBLOG.NET

 

James Wan - 2004 - 'Saw'Además de inaugurar una de las más originales, exitosas, influyentes y prolíficas sagas de terror del siglo XXI (en 2010 ya iban por la séptima parte), “Saw” es además un estimulante rompecabezas con el que se da una enésima vuelta de tuerca a las películas de asesinos en serie. El realizador malayo James Wan (“Insidious”, 2010, “Expediente Warren”, 2013, o “Fast & Furious 7”, 2015) y su compañero de estudios Leigh Whannell (guionista y protagonista) no solo construyeron una trama en la que los rompecabezas juegan un papel muy importante a la hora de vivir y morir; sino que convirtieron el film en una entretenida pieza de relojería cinéfila compuesta a base de referencias, homenajes y plagios a ‘psycho killers’ cinematográficos clásicos de las más diversas índoles (desde “La ventana indiscreta”, 1954, de Alfred Hitchcock a “Rojo oscuro”, 1975, de Dario Argento, pasando por “El abominable Dr. Phibes”, 1971, de Robert Fuest). Una joya moderna cargada de suspense y escenas inquietantes, tan juguetona como intensa.

Adam Faulkner-Stanheight (Leigh Whannell) se despierta en un mugriento cuarto de baño, encadenado a una tubería. Frente a Adam hay alguien encadenado también: el doctor Lawrence Gordon (Cary Elwes). Entre los dos hay un cadáver. Lawrence cuenta que el responsable de su situación puede ser un asesino conocido como Jigsaw, famoso por sus retorcidas maneras de matar.

Aunque el interés del film decae levemente cuando nos muestran lo que pasa fuera de la alicatada mazmorra, su atractiva premisa y su ingenioso, tramposo e intrincado desarrollo mantienen al espectador pegado a la pantalla, haciendo suyos los diversos dilemas morales, físicos y psicológicos que el misterioso asesino (y también los responsables del film) va proponiendo a lo largo del metraje. Así, “Saw” funciona como un ejercicio de intertextualidad y de relaciones dialógicas entre la historia que están contando y el cómo la están contando; como un juego de espejos metalingüístico que nos hace preguntarnos lo mismo que los personajes: ‘¿y ahora qué va a pasar?’.

 

– Para interesados en los grandes hitos del cine de terror contemporáneo.

– Imprescindible para amantes de los puzzles cinematográficos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies