CINEBLOG.NET

 

Andrey Konchalovskiy - 1979 - 'Siberiada'Antes de ser tentado por Hollywood y dejar para la posteridad dos joyas muy diferentes del cine de acción de los 80 (“El tren del infierno”, 1985, y “Tango & Cash”, 1989), el director ruso Andrey Konchalovskiy (hermano del prestigioso realizador Nikita Mikhalkov: “Quemado por el sol”, 1994, o “Urga, el territorio del amor”, 1991) se había forjado una prestigiosa carrera como guionista para Andrei Tarkovsky (“Andrei Rublev”, 1966) y como director en films como “Tío Vania” (1971) o “Siberiada”, una historia épica en cuatro partes (y cuatro horas y media) en la que recorre la historia de una población siberiana durante gran parte del siglo XX. Así, Konchalovskiy hace un detallado retrato de las costumbres y tradiciones rusas a la vez que nos muestra como están van cambiando debido a los cambios políticos y sociales de uno de los siglos más tumultuosos y frenéticos de la historia humana; funcionando también como muestra representativa de cómo en todo el mundo estaba surgiendo la era de la globalización.

Yelan es un pueblo de la tundra siberiana en el que viven dos familias: los Solomins, acomodados económicamente, y los Ustyuzhanins, de situación más humilde. La llegada de la Revolución Rusa de 1917 o la II Guerra Mundial irán afectando a las vidas y las relaciones de ambas familias.

La prestigiosa productora soviética Mosfilm (responsable de hitos del cine ruso como “El acorazado Potemkin”, 1925, de Serguéi Eisenstein o “Guerra y paz”, 1967, de Serguéi Bondarchuk) puso al servicio de Konchalovskiy todos los medios posibles para que este convirtiese la película en una estimulante combinación de diferentes estilos estéticos y narrativos (desde la austeridad del comienzo del film a la vibrante puesta en escena de las secuencias bélicas); para que crease su particular “Novecento” (Bernardo Bertolucci, 1976) y trascendiese la mera exaltación política del gobierno soviético para contarnos con inteligencia, profundidad y virtuosismo cinematográfico una historia humanista y emocionante plagada de crímenes, romances, amistad, traiciones y mucho más.

 

– Para amantes de las grandes historias épico-familiares.

– Imprescindible para iniciarse en el cine ruso sin brusquedad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies