CINEBLOG.NET

 

Robert Rodriguez - 1996 - 'Abierto hasta el amanecer'Después de la irregular “Four Rooms” (1995), llegó otro auténtico festival lúdico, producto del colegueo entre Robert Rodríguez (“El Mariachi”, 1992, “Sin City”, 2005, o “Machete”, 2010) y Quentin Tarantino (como guionista e interpretando un desagradable y enfermizo personaje), en el que el thriller criminal tarantiniano (repleto de innumerables referencias al cine y la televisión de las últimas décadas, en particular al de terror) se mezcla con el más orgiástico cine de terror gore sin prejuicios (ese que Rodriguez desplegó sin medida en “Planet Terror”, 2007) dando como resultado una divertida comedia de acción y vampiros, recorrida por un turbio erotismo, tan desmadrada como inolvidable; que sacó a George Clooney de su rol televisivo en “Urgencias” (donde tuvo un papel regular de 1994 a 1999); y dejó para la posteridad uno de los giros argumentales más llamativos e inesperados del cine de los 90.

Los hermanos Seth y Richard Gecko (George Clooney y Quentin Tarantino) huyen de la policía tras un exitoso atraco. Para cruzar la frontera con México cogen como rehenes a una familia liderada por un sacerdote desilusionado con la religión (Harvey Keitel). Los dejarán libres cuando lleguen al bar la Teta Enroscada, donde han quedado con un mafioso que los llevará a un lugar seguro.

Especie de creíble hija bastarda del cruce entre “La huida” (Sam Peckinpah, 1972) y “Zombi” (George A. Romero, 1978), con elementos de una veintena más; esta gamberrada repleta de guiños y caras cómplices (Salma Hayek, Danny Trejo, Tom Savini, Michael Parks, Cheech Marin, John Saxon, …) no gustó a una desconcertada masa crítica pero se convirtió instantáneamente en un obra de culto para toda una generación de cinéfilos sin prejuicios ávidos de sorpresas que se habían criado con las improbables tramas del cine de género de los 80. Tal vez su condición de ‘dos-películas-en-una’ resulte demasiado ambiciosa y escueta para cierta sección del público de gustos más tradicionales, pero para los demás será una gozada violenta, ingeniosa y pulp que nunca olvidarán.

 

– Para todo aquel que quiera pasar un buen rato entre palabras malsonantes, sangre, violencia y sexo.

– Imprescindible para los que no respeten ningún tipo de academicismo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies