CINEBLOG.NET

 

Edgar G. Ulmer - 1945 - 'Detour'Aunque se suele situar el nacimiento del cine independiente americano a finales de los 50 con la obra de John Cassavetes (“Shadows”, 1959) y la búsqueda de nuevos caminos narrativos, visuales y temáticos; lo cierto es que antes ya existía una sub-industria al margen del cine de los grandes estudios, aunque en vez de buscar la diferenciación intentaba acercarse con éxito a los códigos genéricos más populares (western, cine negro, aventuras, …). La Producers Releasing Corporation fue uno de esos estudios independientes; que con más de 200 films en menos de 10 años llenó los cines de sesión doble durante los 40. La PRC contrató a Edgar G. Ulmer (“Satanás”, 1934, o “El ser del planeta X”, 1951), un director maldito, exdiseñador de escenarios en la etapa alemana de Fritz Lang, condenado al ostracismo por problemas de faldas con un jerifante de la Universal y relegado a la serie Z más rutilante. Ulmer convirtió “Detour” en una pequeña joya del cine negro, sencilla, turbia, trágica y carismática; demostrando lo que su talento artesanal podía hacer con a penas 30.000 dólares.

Un arruinado músico de jazz (Tom Neal) que atraviesa el país haciendo autoestop es acusado de asesinar a un conductor; no faltará la retorcida ‘femme fatale’ (AnnSavage) y los giros de guión, aprovechando a la perfección los pocos medios con los que contaban y creando una atmósfera claustrofóbica a través de habitaciones de motel y carreteras oscuras.

Nada que envidiar a los clásicos del cine negro de la época, “Detour” posee un realismo desangelado y triste al servicio de un destino inevitablemente negro. Poco importa que esté protagonizada por un actor mediocre (Tom Neal) tan perdedor como su personaje (sentenciado a 10 años de cárcel por matar a su mujer en 1965); su guión rezuma inspiración pulp y existencialismo ‘loser’ y la puesta en escena de Ulmer crea una atmósfera claustrofóbica y fatalista; elementos suficientes para conformar una de las series B más destacadas de la historia del cine, la mejor manera de entender el espíritu del cine negro en menos de una hora.

 

– Para fans del cine negro más mugriento y descarado.

– Imprescindible para los que gustan de distanciarse del cine más conocido sin alejarse de sus géneros favoritos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies