CINEBLOG.NET

 

Luchino Visconti - 1960 - 'Rocco y sus hermanos'Antes de rodar su refinada y compleja obra maestra “El Gatopardo” (1963), el aristócrata (aunque, no obstante, de tendencias comunistas) Luchino Visconti se despidió por todo lo alto del Neorrealismo (que él mismo había ayudado a fundar con “Obsesión”, 1943, o “La Terra Trema”, 1948) con este melodrama familiar proletario en el que la problemática social y la tragedia humana se funden acertadamente. Visconti (y su equipo de guionistas) se inspiró en algunos pasajes de una novela de Giovanni Testori para introducirnos en una historia sobre la clase trabajadora con cierto espíritu épico que reflexiona sobre la migración de las regiones del sur, eminentemente agrícolas, al norte, en busca de trabajo en la industria textil. Así, “Rocco y sus hermanos” se erige como una parábola cruel de como la ‘sociedad moderna’, con su civilización tecnológica y su estructura en torno al dinero, pervierte el espíritu natural humano, abocándolo a la autodestrucción.

El film cuenta las peripecias de Rosaria (Katina Paxinou) y sus cinco hijos, que han de emigrar del sur de Italia hasta Milán para buscarse la vida. Dos de los hermanos de carácter opuesto, el bondadoso Rocco (Alain Delon) y el cruel Simone (Renato Salvatori) se enamoran de Nadia (Annie Girardot), lo que provocará toda clase de problemas que desembocarán en una tragedia anunciada.

La música de Nino Rota recorre esta suerte de tragedia griega exaltando la belleza de la fotografía de Giuseppe Rotunno, así como la de Delon o una joven Claudia Cardinale, en este contundente film en el que la fraternidad y la sangre funcionan con simbología política y social, configurando unos perfiles psiciológicos intensos y profundos. Aunque por encima del retrato de las clase trabajadora milanesa de los años 50, Luchino Visconti, con su dinámica y emocionante puesta en escena, sabe que está hablando de algo más universal y visceral; de la descomposición familiar, de la descomposición nacional y de la pérdida de la humanidad; temas que traspasan la disertación histórica italiana para convertirse en un sentimiento universal.

 

– Para cualquier amante del cine.

– Imprescindible para interesados en el Neorrealismo tardío.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies