CINEBLOG.NET

 

030 - Tim Burton - 1992 - 'Batman vuelve'Gracias al enorme éxito (un auténtico fenómeno sociológico) que obtuvo su presentación de los orígenes del Hombre Murciélago en “Batman” (1989), el director californiano Tim Burton (que ya había demostrado su peculiar talento para los cuentos siniestros con “Bitelchús”, 1988, o “Eduardo Manostijeras”, 1990) contó con total libertad para fusionar su particular universo visual y temático con la iconografía, forjada durante 50 años, de uno de los superhéroes más populares de la historia. En “Batman vuelve” tenemos a un héroe (Michael Keaton) ligeramente más atormentado que en su predecesora (acorde con el Batman que se veía en los cómics), acompañado de carismáticos villanos en un Gotham oscuro y frío; pero también tenemos innumerables extravagancias visuales marca de la casa, lugares comunes en su filmografía y ese Pingüino que parece fuente de inspiración de esos inquietantes y entrañables niños ideados por Burton en “La melancólica muerte del Chico Ostra” (1997).

Hace 30 años, la rica familia Cobblepot se deshizo de su bebé deforme (Danny DeVito) tirándolo al río; este acabó en los subterraneos del zoo de Gotham con una especie de pingüinos mutantes. En la actualidad, mientras el empresario Max Shreck (Christopher Walken) da un discurso para celebrar la Navidad una banda de delincuentes circenses irrumpen en el evento.

Tal vez esta secuela no tenga la corrección y la solidez de la primera parte, pero es mucho más divertida, enloquecida y sobrecargada; repleta de iconos de la cultura popular de la época (como Michelle Pfeiffer interpretando a Catwoman) y de las señas de identidad del director de “Ed Wood” (1994): la Navidad, el circo, los personajes inadaptados y hasta los estampados a rayas blancas y negras; y con cierto trasfondo psicológico (traumas infantiles, trastornos de la personalidad, …) y ecologista. Un espectáculo oscuro, lúgubre y grotesco, cargado de humor negro y erotismo retorcido, que no fue del gusto de todos los fans del Batman, pero que sin duda fue un nuevo paso adelante en la personalidad autoral y profesional de Tim Burton.

 

– Para los que piensan que al Batman de Nolan le falta sentido del humor.

– Imprescindible para los amantes del ‘estilo Burton’.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies