CINEBLOG.NET

 

36 - Tod Browning - 1931 - 'Drácula'Auténtica creadora de un mitos cinematográficos tanto dentro como fuera de la pantalla (el personaje del conde Drácula pero también el propio Bela Lugosi); “Drácula” fue la cumbre comercial del siempre perturbador Tod Browning (cuya carrera acabaría al año siguiente con el estrepitoso fracaso de “La parada de los monstruos”, a pesar de contar con inquietantes obras maestras del cine mudo como “El trío fantástico”, 1925, “Garras humanas”, 1927, o “Los pantanos de Zanzíbar”, 1928). Sin la radicalidad formal de la anterior versión de la novela de Bram Stoker (“Nosferatu el vampiro”, 1922, de F.W. Murnau) el film de Browning sigue hoy día siendo el espejo donde se mira todo el cine de vampiros; tanto para respetar como para transgredir los códigos de esta obra maestra del terror romántico rodada con maneras expresionistas y un tanto teatrales.

El Conde Drácula (Bela Lugosi, que venía de interpretar al conde en el teatro y se quedó atado a este papel de por vida) viaja a Londres desde Transilvania. Allí se instala cerca de la casa del doctor Seward (Herbert Burnston), padre de Mina (Helen Chandler), por la cual Drácula siente una especial afinidad. Por otro lado el profesor Van Helsing (Edward Van Sloan), experto en vampiros, llega a la ciudad para estudiar un extraño caso.

Música clásica (Wagner, Tchikovsky o Schubert), la expresionista fotografía del cinematógrafo pionero Karl Freund (en cuya carrera como director encontramos clásicos del terror como “La momia”, 1932, o “Las manos de Orlac”, 1935) y la dedicada producción de Carl Laemmle Jr. (padre de los grandes monstruos de la Universal) convirtieron el film en una de las más icónicas muestras del cine de terror de todos los tiempos. Y es que ver a Bela Lugosi agitando los dedos sibilinamente y deslizándose semiencogido escaleras abajo puede parecer un tanto ridículo al desensibilizado público moderno; pero esta tragedia romántico-fantástica es disfrutable dejándose llevar por su encanto antiguo, además de como pieza angular hiperreferenciada en la que rastrear analíticamente el género.

 

– Para cinéfilos sutiles que gusten de investigar los orígenes de los géneros cinematográficos.

– Imprescindible para conocer dos o tres mitos del cine en un solo film.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies