CINEBLOG.NET

 

97 - John Cassavetes - 1976 - 'El asesinato de un corredor de apuestas chino'          (2)Aunque nunca abandonó del todo su faceta como actor (popular por “Doce del patíbulo”, 1967 de Robert Aldrich, o “La semilla del diablo”, 1968, de Roman Polanski), el autor griego-americano John Cassavetes desarrolló una soberbia labor como director y guionista que lo llevó desde su labor pionera en el cine independiente americano (“Shadows”, 1959, o “Faces”, 1968) hasta complejas obras de madurez (por ejemplo “Corrientes de amor”, 1984), pero su punto álgido fueron los 70, con obras maestras del naturalismo, la profundidad psicológica de los personajes y la concepción artística del cine como “Una mujer bajo la influencia” (1974), “Opening Night” (1977) o el dramático thriller de autor que nos ocupa. “El asesinato de un corredor de apuestas chino” es una suerte de ‘neo-noir’ (que tan de moda se pusieron en los 70 gracias a “Chinatown”, 1972, de Roman Polanski) con el que Cassavetes convierte una trama gangsteril, de crímenes y mafiosos, en una metáfora de su carrera como director, teniendo que afrontar múltiples adversidades para poder desarrollar su libertad creativa.

Cosmo Vitelli (Ben Gazzara) es un ex-combatiente de la Guerra de Corea que regenta un local de striptease. Tras una catastrófica partida de póquer, Cosmo se encontrará con una deuda de 23.000 dólares. Aunque el dinero no es la única manera de pagar la deuda.

El film es toda una declaración de intenciones de su creador, no solo por su condición de ‘biopic metafórico’ sino por los diversos temas y situaciones en los que nos sumerge Cassavetes; demostrando su amor por el mundo de los espectáculos de variedades y el teatro, los ambientes suburbanos, la contemplación extrema (la más de dos horas de metraje pueden resultar excesivas), las reflexiones existencialistas (la finitud y la vanalidad de la vida, …) y los personajes que intentan romper con las convenciones sociales no siempre con los resultados más positivos. Una propuesta indudablemente alternativa, extravagante, inteligente, minoritaria, artística y cinéfila que dará más de una alegría a quien pueda ir más allá de su primera media hora.

 

– Para interesados en el mejor cine independiente estadounidense.

– Imprescindible para acercarse a esa figura angular del cine más libre que fue John Cassavetes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies