CINEBLOG.NET

 

29 - Robert Wiene - 1920 - 'El gabinete del doctor Caligari'Máxima expresión de la tendencia expresionista cinematográfica en la alemania de los años 20, “El Gabinete del Doctor Caligari” (junto a “Nosferatu el vampiro”, 1922, de F.W. Murnau o “Metrópolis”, 1927, de Fritz Lang) está conformada a base de escenarios distorsionados y esquinados, repletos de sombras pintadas y trucos teatrales; interpretaciones exageradas y dramáticas (por otra parte, habituales en el cine mudo); y un argumento retorcido como las formas estéticas que lo acogen, con final sorpresa incluido (el cual nos lleva a la concepción del expresionismo como manera de representar estados mentales, en este caso insanos). Pero además de su importancia visual y conceptual, las peripecias del Dr. Caligari y su secuaz constituyen una imaginativa historia de terror y suspense que da lugar a una serie de secuencias míticas en un guión tan audaz en su concepción lineal de la historia como adelantado a su tiempo (por su uso de los flashbacks y diversas trampas narrativas).

En un pueblo de montaña, Francis (Friedrich Feher) y Alan (Hans Heinrich von Twardowski) son dos amigos que conocen al doctor Caligari (Werner Krauss), y a su esclavizado sonámbulo (Conrad Veidt), en una feria. Tras la misteriosa muerte de Alan, Francis comienza a investigar al siniestro doctor; pero Caligari secuestra a Jane (Lil Dagover), la novia de Francis.

Robert Wiene (responsable también de “Las manos de Orlac”, 1924, primera versión de la novela de Maurice Renard) demostró las posibilidades del medio cinematográfico confeccionando una de las obras de arte alemanas más representativas de la posguerra; trasladando con ingenio y rigor las constantes del expresionismo al cine (desde su gusto por lo macabro, lo oscuro y lo arcano hasta su interés por mostrar el espíritu de la reprimida, pero inquieta, Alemania de los años 20 en la expresión artística), tanto estéticas como conceptuales. Pintura, decoración, arquitectura, teatro o literatura, todo tiene su representación en este innovador, influyente (de los monstruos clásicos de la Universal a Tim Burton), retorcido y opresivo cuento de horror y fantasía en el que algunos han leído también el surgimiento del nazismo.

 

– Para todos los que odian la arquitectura tradicional y abogan por puertas deformes, chimeneas puntiagudas y paredes escoradas.

– Imprescindible para entender ciertas tendencias del cine de terror posterior.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies