CINEBLOG.NET

 

054 - Michael Anderson - 1976 - 'La fuga de Logan'Heredera de la sensibilidad, ideales y maneras de la ‘cultura hippie’ de finales de los 60 (la novela en la que está basada fue publicada en 1967), “La fuga de Logan” se convirtió rápidamente en un icono de la ciencia-ficción de los 70 antes de la llegada de “La guerra de las galaxias” (George Lucas, 1977). El film de Michael Anderson (“La vuelta al mundo en ochenta días”, 1956, “Las sandalias del pescador”, 1968, “Orca, la ballena asesina”, 1977) es una colorista pero opresiva distopía futurista que reflexiona con cierta ingenuidad sobre la juventud, los totalitarismos posmodernos (esos que van de progresistas) y la libertad sin dejar de ser una entretenida superproducción hollywoodiense con aceptables efectos especiales y un carismático diseño de producción (que convierte la película en un ejercicio de kitch futurista entre los delirios psicodélicos de finales de los 60 y las parábolas post-apocalípticas).

En el año 2274, la sociedad se desarrolla en un enorme cúpula. Todo está controlado por ordenadores y las personas se dedican a disfrutar. El único problema es que a los 30 años tienes que morir. Logan 5 (Michael York) y Francis 7 (Richard Jordan) son dos vigilantes ciudadanos que un día matan a un fugitivo, lo que llevará a Logan a conocer a un grupo clandestino que ayuda a los ‘fugitivos’.

Tal vez esta historia de aventuras futuristas no haya envejecido demasiado bien (incluso puede que ya fuese un poco rancia en 1976), que sus diálogos y personajes resulten infantiles y que su ambición argumental provoque algunos momentos aburridos; pero lo que no se puede negar es que “La fuga de Logan” es un referente de ese cine de ciencia-ficción pesimista que proliferó a principios de los 70 (“Naves misteriosas”, 1972, de Douglas Trumbull o “Cuando el destino nos alcance”, 1973, de Richard Fleischer), una delicia de culto para amantes de la ciencia-ficción retro. Además, el film se beneficia de la experiencia de Michael Andeson, que ya había tratado el tema de las distopías futuristas con base literaria en “1984” (1956); y de la banda sonora electrónica de Jerry Goldsmith.

 

– Para interesados en la influyente historia de la ciencia-ficción de los 70.

– Imprescindible para coleccionistas de distopías futuristas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies