CINEBLOG.NET

 

083 - Wes Craven - 1972 - 'La última casa a la izquierda'Mucho antes de convertirse en una de las grandes figuras del terror moderno gracias a originales ‘slashers’ como “Pesadilla en Elm Street” (1984) o “Scream: Vigila quién llama” (1996), Wes Craven debutó en el cine con esta personal versión de “El manantial de la doncella” (Ingmar Bergman, 1960) que mezclaba cierto espíritu de ‘cinema verité’ con la violencia y la sordidez de una historia criminal tan truculenta como gratuíta. Gracias al productor de serie B Sean S. Cunningham (creador de “Viernes 13”, 1980), Craven pudo convertir en imágenes un guión impactante que encajaba perfectamente con las producciones de explotación del sexo y la violencia típicas de la época; pero que sabe colocarse por encima de estas gracias a su inquietante e incómoda atmósfera y su, a veces excesiva, visión de la locura, la perversión y la depravación a la que la sociedad estadounidense había visto asomar en los crímenes de Charles Manson.

Mari (Sandra Cassel) y Phyllis (Lucy Grantham) son dos amigas que van a celebrar el 17  cumpleaños de la primera en un concierto. Antes de ir al concierto, las jóvenes deciden comprar marihuana, pero terminan siendo secuestradas por unos peligrosos presos fugados.

A pesar de que Wes Craven suavizó la primera versión de su guión (la idea original era hacerlo mucho más explícito, incluso pornografico), el film fue censurado en numerosos países (en Gran Bretaña no fue estrenada sin cortes hasta 2008), lo que acrecentó su condición de film de culto y el prestigio de su joven director (que volvería a repetir la jugada con “Las colinas tienen ojos”, 1977). Y es que Wes Craven supo asimilar diversas tendencias y vanguardias cinematográficas, no exclusivamente del cine de terror, en un producto de ínfimo presupuesto que jugaba a las ‘snuff movies’ (la frase publicitaria decía ‘para evitar desmayarse, repita: ‘es solo una película”) a la vez que perfilaba un subgénero que tuvo su cima en obras tan transgresoras como “Semáforo rojo” (Mario Bava, 1974) o la mismísima “La matanza de Texas” (Tobe Hooper, 1974). En 2009, Dennis Iliadis dirigió un entretenido remake muy alejado de las intenciones originales.

 

– Para buscadores de experiencias viscerales e incómodas.

– Imprescindible para interesados en las tendencias más radicales del cine de terror.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies