CINEBLOG.NET

 

056 - Jean-Luc Godard - 1965 - 'Lemmy contra Alphaville'El director francés Jean-Luc Godard (“Al final de la escapada”, 1960, “El desprecio”, 1963, “Banda aparte”, 1964) creó con “Lemmy contra Alphaville” uno de los pastiches genéricos y cinematográficos más bizarros de la historia. Armado del espíritu iconoclasta de los 60, apoyándose en el cine clásico (el vestuario y cierta parte del argumento parece de cine negro de los 40) y dando rienda suelta a todo un festín de referencias a la cultura popular en general (de las Urracas Parlanchinas a Raymond Chandler) y a la ciencia-ficción en particular (de “Un mundo feliz” a “La invasión de los ladrones de cuerpos”, 1956, de Don Siegel); Godard confeccionó esta excéntrica propuesta que supone una vuelta de tuerca al afán cinéfilo de la Nouvelle Vague (y a su gusto por lo retro); un collage de ‘femmes fatale’, villanos prototípicos, tipos duros, simbolismos indisimulados y clichés del cine de distopías futuristas.

A una especie de planeta futurista y opresivo (en el que está prohibido todo lo que no sea lógico y racional) llamado Alphaville llega el detective Lemmy Caution (Eddie Constantine, interpretando un personaje al que ya había incorporado anteriormente de forma más convencional, en siete ocasiones desde 1953), haciéndose pasar por periodista con el fin de matar al totalitario fundador de la ciudad-planeta.

Las maneras habituales de la Nouvelle Vague francesa alcanzan un nuevo nivel al ser “Lemmy contra Alphaville” una especie de secuela cinematográfica (el personaje literario fue creado por el novelista británico Peter Cheyney en los años 30 y, al igual que los anteriores largometrajes, sus peripecias se desarrollaban en el siglo XX). Godard ya no se conforma con hacer sus películas mirándose en los grandes clásicos, sino que se apropia de un personaje muy popular del cine francés de los 50 y 60 para enfrentarlo a otros géneros narrativos, a otras intenciones y a otras formas, a un mundo moderno que siempre tiene mucho del pasado (las referencias al nazismo tampoco son gratuitas, siendo la época dorada del cine negro los años 30 y 40).

 

– Para los que gustan de divertimentos que contienen distintos niveles de lectura.

– Imprescindible para los que quieran saber qué tenemos si mezclamos “Blade Runner” con “Barbarella”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies