CINEBLOG.NET

 

032 - Michael Powell - 1960 - 'El fotógrafo del pánico'Mezclando constantes del cine de Alfred Hitchcock y allanado el camino para el nacimiento del ‘giallo italiano’ y el ‘slasher’ posterior; el realizador y productor Michael Powell (“Vida y muerte del coronel Blimp”, 1943, “A vida o muerte”, 1946, o “Las zapatillas rojas”, 1948) consiguió incomodar apropios y extraños con el mejor film de su época sin Emeric Pressburger; con este terrorífico thriller cuya intensidad dramática, psicológica, estética, narrativa y conceptual lo convierte en un espectáculo cinematográfico único. El lado más sucio e irracional de las obsesiones (el más reprimido) es el motor de esta historia, lo cual provocó el rechazo de público y crítica en el momento de su estreno. Con el tiempo, contemplando la repercusión en el cine moderno, y una vez desentrañados sus distintos niveles interpretativos, ha sido venerada como uno de los hitos primigenios del terror con trasfondo.

Mark Lewis (Carl Boehm) es un joven introvertido que sueña con ser director de cine, pero que tiene que conformarse trabajando en producciones de porno blando de baja estofa. Por lo que sabemos, Mark también disfruta grabando a prostitutas con cámara oculta, siguiéndolas y asesinándolas; para después poder ver las grabaciones.

Este joven que graba a mujeres mientras las mata para poder captar sus últimas expresiones de dolor y miedo, es la perfecta encarnación pionera de los pervertidos asesinos modernos con problemas psicológicos (se estrenó meses antes que “Psicosis”). Cargado de traumas infantiles, el perverso ‘voyeur’ de “El fotógrafo del pánico” funciona (con sus relaciones freudianas con sus víctimas) como trasunto de los espectadores con su búsqueda insana de morbo y de la profesión de director (toda una metáfora oscura y perturbadora que equivale hacer cine a cometer un crímen), con esa obsesión por captar la vida, el pensamiento y las ideas en celuloide, muchas veces sin importar los medios que se usen. Como a todas las películas adelantadas a su tiempo, esta obra fundacional del ‘asesino en serie moderno’, fue odiada y criticada a la vez que su leyenda y popularidad crecía poco a poco.

 

– Para quien quiera acomodarse en el lado oscuro del cine.

– Imprescindible para completar el prompecabezas de la historia del cine de terror.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies