CINEBLOG.NET

 

28 - Masaki Kobayashi - 1962 - 'Harakiri'Después de darse a conocer en occidente gracias a la trilogía de “La condición humana” (1959-61), donde criticaba los totalitarismos mediante una épica historia en torno a la II Guerra Mundial; y antes de consolidarse con obras maestras del cine japonés como “El más allá” (1964) o “Rebelión” (1967); Masaki Kobayashi recogió la tradición de utilizar el cine de época para mostrar algunas de las grandes lacras del presente. El realizador nipón se sirve de una historia de samurais, ambientada en el surgimiento del sistema feudal japonés, para confeccionar una crítica inteligente y emotiva de la disciplina y la moral militar (Kobayashi es un reconocido pacifista y fue prisionero durante la II Guerra Mundial en un campo de concentración en Okinawa). Kobayashi pone de relieve con esta agobiante tragedia la hipocresía y la corrupción que subyace al concepto de ‘honor’, sobre el que se sustenta gran parte del ‘codigo de caballería’ (tanto oriental como occidental).

En 1630, en los inicios del periodo Edo, Tsugumo Hanshiro (Tatsuya Nakadai) es un samurai sin amo (en este período surgió la figura del ‘ronin’) que tras descomponerse su clan acude al palacio del clan Li para llevar a cabo un suicidio ritual conocido como Hara-Kiri.

Así, tras la máscara de un film de samurais se esconde puro cine social; un argumento con ciertos tientes neorrealistas que ahonda en los problemas de un pueblo que (para bien de sus amos) ha hecho de la guerra su profesión y que en tiempos de paz se enfrenta al hambre y a la miseria. Pero además Kobayashi también demuestra su talento en la puesta en escena, con sus soberbios planos y sus cuidados movimientos de cámara; convirtiendo la película en todo un espectáculo visual que mezcla con maestría la estética del cine de ‘acción samurai’ con la reconstrucción histórica más detallista (un lugar de excepción para aprender sobre el código Bushido y las costumbres del Japón del siglo XVII) desde un punto de vista minimalista. El siempre excesivo Takashi Miike rodó un apreciable remake en 3D (“Hara-Kiri: muerte de un samurai”, 2011).

 

– Para interesados en el mejor cine japonés.

– Imprescindible para coleccionistas de críticas militaristas de diversos lugares del mundo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies