CINEBLOG.NET

 

Otto Preminger - 1959 - 'Anatomía de un asesinato'El siempre mordaz e inteligente Otto Preminger (“Laura”, 1944, “El hombre del brazo de oro”, 1955, o “Tempestad sobre Washington”, 1962) volvía a dar muestras de su personal visión del cine como herramienta con la que mostrar y criticar la realidad social con este drama judicial (catalogado por algunos como el mejor film de juicios de la historia) en el que volvía a poner a los censores de Hollywood en alerta por tratar sin prejuicios temas como el sexo o la violación (su lenguaje explícito provocó que fuese prohibida en varias ciudades). Partiendo de un crimen real ocurrido a principios de los 50, “Anatomía de un asesinato” nos propone un viaje al inmenso dilema moral que supone juzgar a alguien (el guionista Wendell Mayes volvió a tratar este tema en “El justiciero de la ciudad”, 1974, de Michael Winner); pero el interés de Preminger por los argumentos y los temas incómodos (aunque necesarios) viene además acompañado por la indudable habilidad del director para crear atmósferas y comprometerse con el realismo.

La historia está centrada en el otrora fiscal del distrito y ahora abogado en horas bajas Paul Biegler (James Stewart), al que la esposa (Lee Remick) de un teniente del ejército acusado de asesinato le pide que defienda a su marido (Ben Gazzara). El motivo para el crimen era que la víctima había violado a la mujer del teniente.

Exhaustiva reflexión sobre la validez de la jurisprudencia en relación con la ambigüedad de la condición humana en la que Preminger también demuestra ser un magnífico director de actores (profesión que el mismo ejerció en films como “Traidor en el infierno”, 1953, de Billy Wilder o interpretando a Mr. Freeze en la mítica serie “Batman”, 1966-68). Pero si a este complejo rompecabezas humano tan poderoso en su forma como en su fondo le añadimos unos ya legendarios títulos de crédito (y poster) del prestigioso Saul Bass y una jazzística banda sonora compuesta nada menos que por Duke Ellington; el resultado será una obra maestra del cine, impecable en todos los aspectos, tan descriptivo como contrastado, tan intrigante como sugerente, tan serio como contundente.

 

– Para amantes de los grandes dilemas morales del mundo moderno.

– Imprescindible para los que gusten de una buena película de juicios.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR