CINEBLOG.NET

 

+ Las mejores películas españolas de la historia (2.0) (21)Película fundacional del cine de terror moderno español y un hito generacional donde los haya para los nacidos en los 70 y 80. Todo un festival satánico-humorístico en el que, Álex de la Iglesia (“Muertos de risa”, 1999, “La comunidad”, 2000), multiplicaba lo expuesto en su ópera prima (la costrosa ciencia-ficción de “Acción mutante”, 1993) con las peripecias de tres ‘satánicos reyes magos’ y nos regalaba algunos de los momentos más memorables del cine español de las últimas décadas (como la secuencia del anuncio de Schweppes en las alturas). De la Iglesia se mueve con sabiduría por un Madrid decadente y oscuro a ritmo de rock alternativo (punk, hardcore, heavy metal, …), con mucha mala leche, comedia negra y un plantel de secundarios de confianza (una terrorífica Terele Pávez o un inolvidable Santiago Segura cuyo papel se convirtió en todo un icono del rock y el metal de la península) que respaldan a un estupendo Álex Angulo (actor fetiche del director desde el corto que lo lanzó a la fama: “Mirindas Asesinas”, 1991).

Ángel Berriatúa (Álex Angulo) es un cura del País Vasco que tras estudiar el Libro del Apocalípsis cree haber descifrado la fecha de nacimiento del Anticristo. Con el fin de evitar tal acontecimiento, viaja a Madrid para atraer al Mal realizando malas obras. Un presentador de programas de misterio lo ayudará a invocar al Diablo.

De la Iglesia también llena la trama de críticas y comentarios irónicos hacia los medios de comunicación, la religión, la extrema derecha o la policía; haciendo de lo políticamente incorrecto su motivo argumental y llenando los cines de jóvenes inconformistas que convirtieron “El Día de la Bestia” en todo un fenómeno sociológico. Poco importa que sea un tanto inconexa, que la evolución narrativa carezca casi de sentido o que el final sea bastante insatisfactorio; “El Día de la Bestia” sigue siendo una auténtica gozada, un festival de guiños musicales y al cine de terror que planta sus raíces en la península Ibérica a base de más referencias (de las calles de Madrid a “Sor Citroen”, 1967, de Pedro Lazaga) y que nos da todo lo que promete: acción, terror, sexo, música, violencia y satanismo.

 

– Para lo que echan de menos las chupas con remaches que se llevaban en los 90.

– Imprescindible para entender el fantástico español y el terror radical vasco.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies