CINEBLOG.NET

 

Raoul Walsh - 1924 - 'El ladrón de Bagdad'Prodigioso film mudo de aventuras, al servicio de la estrella Douglas Fairbanks, que inspirándose en el clásico literario de oriente “Las mil y una noches” nos ofrece todo un exótico recital de acrobacias atléticas y primitivos pero encantadores efectos especiales. Fairbanks, protagonista, guionista y productor, se confirmó (tras dar vida a iconos como D’Artagnan, el Zorro o Robin Hood) como la más rutilante estrella del cine de acción del cine mudo con este film para el que se rodeó de lo mejor de la profesión: el gran artesano Raoul Walsh (“Sadie Thompson”, 1918, “El último refugio”, 1941, o “Al rojo vivo”, 1949) imprime una magia y una energía desbordante a este relato de alfombras voladoras y polvos mágicos; Mitchell Leisen y William Cameron Menzies se esmeraron en unos cuidadosos vestuario y diseño de producción inspirandose en el Art Decó del cine alemán de la épica; y un magnífico Arthur Edeson (“El halcón maltés”, 1941, o “Casablanca”, 1942) se hizo cargo de la fotografía.

Ahmed (Douglas Fairbanks) en un ágil ladrón que una noche se propone robar en el Palacio del Califa. Ahmed llega por casualidad a una habitación donde se queda prendado de la princesa, la cual va a recibir a una serie de pretendientes para encontrar marido. El ladrón urdirá un plan para secuestrarla y hacerla suya.

El enorme esfuerzo de producción (que incluía la construcción del set de rodaje más grande creado hasta la fecha) por parte de Douglas Fairbanks no solo le proporcionó la asistencia del público para disfrutar de lo lindo con la magia del cine materializada; sino que también dejó para el recuerdo una de las piezas claves de los orígenes del séptimo arte, de esas que configuran las claves de un género (el de aventuras exóticas) y hace avanzar el lenguaje cinematográfico. Y es que “El ladrón de Bagdad”, seguía la estela de otras superproducciones del Hollywood de los años 20, acercándose a las vanguardias cinematográficas más importantes de la época (como el cine alemán expresionista, del que saca diversas ideas visuales, como el uso del Art Decó y la importancia de la iluminación).

 

– Para los que quieran transportarse a otro tiempo durante más de dos horas.

– Imprescindible para cualquier amante incondicional del cine.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR