CINEBLOG.NET

 

Bryan Forbes - 1964 - 'Plan Siniestro'Actor característico del cine inglés de los años 50-60 y talentoso guionista de género, Bryan Forbes también fue uno de los directores de culto más interesantes de las décadas de los 60 y 70, cultivando géneros tan diversos como el drama social, el cine bélico o la comedia; y dirigiendo algunas joyas inclasificables como “Las mujeres de Stepford” (que mezcla el terror y el suspense con la ciencia-ficción) en 1975, o “Plan Siniestro”: perfecta muestra de thriller dramático criminal rodada con presupuesto de serie B (prácticamente en un solo escenario) y con un impresionantes duelo interpretativo entre Kim Stanley y Richard Attenborough (que también producía el film). Forbes (autor también del guión, basada en una novela poco destacable de Mark McShane) reflexiona sobre la maldad humana, la soledad y la enfermedad mental, con la fuerza y complejidad de un maestro, dejando para el recuerdo una atmósfera malsana y opresiva muy difícil de olvidar.

Myra (Kim Stanley) y Billy (Richard Attenborough) son un matrimonio marcado por la pérdida de un hijo. Mira cree tener poderes psíquicos, pero para que la gente la crea idea el siniestro plan del título: secuestrar a un niño y fingir que lo encuentra utilizando sus habilidades sobrenaturales.

La cuidada puesta en escena, su tenebrosa fotografía en blanco y negro y la perturbadora banda sonora de John Barry (el mismo año que se dio a conocer al gran público con “James Bond contra Goldfinger” de Guy Hamilton), conforman un armónico triángulo en el que desarrollar sus propuestas acerca del comportamiento humano, de la necesidad patologica de aceptación y de los traumas psicológicos. Y si bien Forbes parece quedarse a medio camino de conseguir una película verdaderamente transgresora y original (por cierta inconsistencia argumental y narrativa), lo cierto es que “Plan siniestro” aún conserva muchas de las virtudes que la convirtieron en una obra de culto instantánea; uno de esos placeres que nunca serán del gusto del público generalista, pero que hará pasar un ‘mal rato’ a cualquier espectador atrevido.

 

– Para amantes de los planes descabellados.

– Imprescindible para coleccionistas de joyas ocultas del thriller psicológico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies