CINEBLOG.NET

 

Anthony Mann - 1950 - 'Winchester 73'Primero de los cinco memorables westerns, vocacionalmente modernos, en los que Anthony Mann dirigió a James Stewart (“Horizontes lejanos”, 1952, “Colorado Jim”, 1953, “Tierras lejanas”, 1954, y “El hombre de Laramie”, 1955) y que ayudaron a que el cine del oeste fuese transformándose de un divertimento para todos los públicos en vehículo de profundidad emocional y psicológica a la altura de otros géneros más prestigiosos. Por medio de una original premisa narrativa (seguimos las ‘peripecias’ de un rifle Winchester de 1873 en la Arkansas del XIX) ideada por el guionista Borden Chase (“Río Rojo”, 1948, de Howard Hawks) y su trasfundo de relato de venganza, el film nos sumerge en un salvaje oeste que intenta huir de los estereotipos que habían convertido el género en uno de los más ‘populistas’ (y populares) con unos diálogos repletos de ironía y una simbólica caracterización de los personajes (atención a unos jóvenes Rock Hudson y Tony Curtis).

“Winchester ’73” cuenta la búsqueda por parte de Lin McAdam (James Stewart) de un rifle que, tras haberlo ganado en un concurso de tiro, le ha robado Dutch Henry (Stephen McNally), el hombre al que estaba persiguiendo. El rifle pasará por diversas manos hasta que Lin vuelva a reencontrarse con el.

Pero además de su sugerente condición de rompecabezas cinematográfico, de pieza de relojería narrativa, el film hace un interesante recorrido por algunos reconocibles iconos del salvaje oeste. Tanto personajes históricos como Wyatt Earp o el General Custer, lugares como Dodge City o Little Big Horn y una buena cantidad de clichés habituales del género (el saloon, los tramperos, diligencias, …); crean un inteligente itinerario tan clásico como innovador en el que también hay lugar para el humor y la acción (como ese excelente clímax final). Una obra maestra de la época dorada del cine americano (en la que aún se podía hacer verdadero arte) capaz de hacer las delicias de nuestros abuelos (de hecho supuso todo un éxito en los 50, provocando imitaciones y homenajes que llegan hasta hoy día) y de deshacer en elogios al cinéfilo más exigente.

 

– Para cualquiera que quiera iniciarse en el cine del oeste.

– Imprescindible para entender la historia del Western y del cine en general.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies