CINEBLOG.NET

 

1933

Una década después de la estupendamente excesiva “El doctor Mabuse” (1922), el realizador expresionista Fritz Lang (“Metrópolis”, 1927, “Furia”, 1936, o “Perversidad”, 1945) recuperaba al maquiavélico personaje (creado por el novelista Norbert Jacques) para cerrar su etapa alemana con esta soberbia e increíblemente moderna mezcla de cine negro y fantasía terrorífica de ‘mad doctors’ que remite en forma de alegoría a la situación política que se vivía en Europa gracias al ascenso del nacionalsocialismo. Lang lleva a cabo una incisiva y compleja crítica de los medios llevados a cabo por el partido de Alfred Hitler con esta obra maestra del cine de villanos carismáticos en la que también tiene tiempo para ahondar en recursos narrativos y visuales adelantados a su tiempo (como el montaje paralelo) y lograr un trepidante clímax final.

El doctor Mabuse (Rudolf Klein-Rogge) está recluido en una institución mental, allí se dedica a escribir sus planes para lograr un Imperio del Crimen. El inspector Lohmann (Otto Wernicke) está investigando un atentado que ha vuelto loco a un antiguo compañero de la policía, lo que lo lleva al doctor Mabuse. Parece ser que los crímenes que se están cometiendo en la ciudad tienen que ver con los escritos que el doctor realiza en su celda.

Fritz Lang y su esposa y co-guionista habitual Thea von Harbou, crearon también una especie de ‘universo compartido’ al colocar en esta retorcida trama criminal a uno de los personajes principales de su anterior film (“M, el vampiro de Düsseldorf”, 1931), creando un nexo de unión que da complejidad y profundidad a esa Alemania siniestra y folletinesca que el director austro-húngaro mostró en la gran pantalla. “El testamento del Dr. Mabuse” fue rápidamente prohibido en Alemania (Hitler había llegado al poder poco antes del estreno del film) por considerar que menoscababa la figura del Führer; lo que no evitó que la película se convirtiese en uno de los grandes clásicos del cine alemán de entreguerras, cuyo éxito provocó una serie de secuelas tardías de desigual calidad que terminaron por encumbrar al Dr. Mabuse como uno de los iconos más reconocibles del cine de género.

 

– Para conocer una de las más retorcidas e inteligentes mentes del paso del cine mudo al sonoro.

– Imprescindible para quien quiera saber de donde vienen los supervillanos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies