CINEBLOG.NET

 

100 - 'It' (Tommy Lee Wallace, 1990)Aunque en realidad es una miniserie (que en España emitió por primera vez Tele 5), lo cierto es que esta efectiva pero suavizada adaptación de la famosa novela de Stephen King también ocupó un puesto de honor en los condenados videoclubs de principios de los 90 (en el formato especial de dos cintas de VHS). Allí se forjó un estatus de culto dentro del cine de terror que debe mucho a la correcta dirección del especialista en intrascendente cine de terror Tommy Lee Wallace (“Halloween III: El día de la bruja”, 1982, “Noche de miedo II”, 1988), antiguo montador para John Carpenter; un irregular reparto repleto de caras conocidas de la televisión (John Ritter, Harry Handerson, Richard Thomas, Seth Green o el malogrado Jonathan Brandis) explorando su lado más dramático; unos personajes que invitan a la nostalgia; y sobre todo la inquietante presencia de uno de los grandes iconos del terror del cine moderno: ese implacable trasunto del payaso de McDonald (Pennywise) interpretado por Tim Curry.

En 1960, en Derry, un pequeño pueblo de Maine, un grupo de siete preadolescentes se hacen amigos uniéndose contra unos abusones. Juntos descubren a una extraña criatura que aparece cada 30 años para asesinar niños. En 1990, todos volverán a encontrarse en Derry para enfrentarse de nuevo a ‘It’.

Aunque consigue entretener, crear tensión y que el espectador empatice con la historia; lo cierto es que “It” se queda a medio en diversos aspectos. Y es que a la poca profundidad conceptual de Wallace (que simplifica tanto los retratos psicológicos como la condición simbólica del propio Pennywise, metáfora de los miedos forjados en la infancia) hay que sumar el hecho de que su origen televisivo impide, por su ajustado presupuesto, poner dignamente en imágenes algunos de los pasajes más impresionantes de la novela de Stephen King (algo subsanado en “It”, 2017, de Andrés Muschetti) y, por su interés en llegar al máximo público posible, mostrar los elementos más radicales y escabrosos (su violencia y sexo explicito). Tomy Lee Wallace no es David Cronenberg ni John Carpenter, pero nos ofrece un divertimento que sigue levantando pasiones.

 

– Para amantes de Stephen King no excesivamente exigentes.

– Imprescindible para interesados en los grandes iconos del terror moderno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies