CINEBLOG.NET

 

Julio Medem - 1992 - 'Vacas'

Impresionante estreno en el largometraje del posteriormente adorado cineasta-poeta Julio Medem (aunque su filmografía tras la fundamental “La Pelota Vasca. La Piel contra la Piedra”, 2003, no ha sido muy original), en la que el director de “Los amantes del círculo polar” (1998) se sumerge en el folclore vasco, y en la historia española (y en el alma humana), a través de la historia de dos familias vecinas enfrentadas a lo largo de tres generaciones. Esta historia épica, recorrida por una suerte de omnipresente y oscura magia rural, parte de las guerras carlistas para contarnos una fábula, a pie de montaña, de violencia y odio visceral en la que hombres toscos y de pocas palabras siguen arraigados a la Naturaleza. El resultado es un drama cargado de misterio en el que el romance, el humor negro y las paradojas del destino se unen para crear un universo muy personal, en el que lo conceptual (la génesis de los enfrentamientos viscerales modernos a partir de las rencillas de los antepasados) y lo estético encajan a la perfección.

En 1875, en las trincheras de Bizkaia durante la Tercera Guerra Carlista, el aizkolari Manuel Iriguíbel (Carmelo Gómez) se une a un batallón liderado por su vecino Carmelo Mendiluze (Kandido Uranga). Manuel sobrevivirá embadurnándose con la sangre de Carmelo, herido de muerte.

“Vacas” contiene una fuerza visual inmensa potenciada por los verdes escenarios asturianos y vascos (además de violento sentido del conflicto), y un reparto compuesto por excelentes actores de distintas generaciones (Karra Elejalde, Emma Suárez, Carmelo Gómez, Ana Torrent, Txema Blasco, Pilar Bardem, …), interpretando a varios personajes a lo largo del tiempo. Medem se mueve igual de bien en secuencias intimistas y costumbristas que en alguna secuencia espectacular (como la de la batalla), mostrándonos la historia a través de los grandes e inertes ojos de una vaca, creando una atmósfera casi onírica que evoca ese sentimiento mágico que poco a poco sentimos más lejano en la sociedad moderna (pero que era habitual en el pensamiento de nuestros abuelos).

 

– Para historiadores afiliados al relativismo poético.

– Imprescindible para conocer uno de los mejores debut de la historia del cine español.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies