CINEBLOG.NET

 

René Clair - 1945 - 'Diez Negritos'Estimulante rompecabezas de crímenes y misterio que adaptaba por primera vez la novela homónima publicada por Agatha Christie solo seis años antes (por considerarse políticamente incorrecto, el título original ‘Ten little niggers’ fue sustituido aquí, y en otras ocasiones, por ‘And Then There Were None’, aunque en España se conservó el primero). A pesar de tener cierta teatralidad, “Diez negritos” sabe explotar al máximo su condición de divertimento y juego de equívocos y engaños; dando al espectador humor, misterio, segundas lecturas y hasta un tanto surrealista, gracias a una dirección entregada (con ciertos toques de avant garde) del francés exiliado en Hollywood René Clair (“Viva la libertad”, 1931, “Me casé con una bruja”, 1942, o “La belleza del diablo”, 1950) y un estupendo reparto cargado de, ya por entonces, veteranos del cine clásico de la talla de Walter Huston o Barry Fitzgerald.

Ocho personas llegan, invitadas por un desconocido anfitrión, a una isla donde solo encuentran un caserón y dos sirvientes. Pronto descubrirán, además de que todos esconden oscuros secretos, que su extraño anfitrión tiene unas funestas intenciones con respecto al fin de semana que han de pasar allí. Además deducen que uno de los invitados ha de ser el malintencionado anfitrión.

“Diez negritos” no es equiparable a productos actuales en los que la tensión y el suspense se consiguen a base de golpes de efecto, trucos técnicos y un opresivo uso del sonido y la iluminación; y es que en esta delicia vintage todo pasa con la calma, la hipocresía y el cuidado por las apariencias que se espera en una serie de caballeros ingleses; creando una atmósfera claustrofóbica en el sentido irónico y retorcido de “El ángel exterminador” (Luis Buñuel, 1962). Eso si, el guión del oscarizado (por “El delator”, 1935, de John Ford) Dudley Nichols suaviza ciertos temas escabrosos de la novela (como el embarazo adolescente, …), cambiando además el final original con el fin de llegar a un público más general. Por problemas con su copyright actualmente es de dominio público, por lo que es fácil encontrarla en Youtube.

 

– Para cinéfilos aficionados a jugar al Cluedo.

– Imprescindible para conocer a un excelente director algo menospreciado como es René Clair.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies