CINEBLOG.NET

 

Ken Loach - 1993 - 'Lloviendo piedras'El más politizado y comprometido director inglés, el veterano Ken Loach (“Mi nombre es Joe”, 1998, o “El viento que agita la cebada”, 2006), propinó uno de sus certeros puñetazos al ‘tatcherismo’ (Margaret Thatcher fue Primer Ministra británica de 1979 a 1990) con este realista retrato de la clase trabajadora, no exhento de cierto humor cotidiano, que podemos incluir en su prestigiosa trilogía completada por “Riff-Raff” (1991) y “Ladybird Ladybird” (1994). Loach siguió dignificando el cine de denuncia con esta historia arrancada de los barrios obreros que da pie para criticar ciertas costumbres relacionadas tanto con la hipocresía y la lucha de clases como con las tradiciones católicas; siempre con ternura hacia sus personajes y con un sentido de la realidad social duro, sin adornos ni sensacionalismos y muy entretenido (sin escatimar en humor).

Bob (Bruce Jones) es un padre de familia de mediana edad que vive junto a su mujer (Julie Brown) y su hija (Gemma Phoenix) en un barrio muy afectado por la crisis económica. A pesar de los ideales comunistas de Bob y de que actualmente está en paro, hará todo lo posible para que su hija pueda tener un traje de Primera Comunión.

Gracias en parte al sensible y divertido libreto del veterano guionista televisivo Jim Allen (que también escribió para Loach “Tierra y libertad”, 1995), el film se aleja del intenso (aunque sincero) propagandismo político que marcan algunas de las mejores obras del director, devolviéndonos al joven director de la magnífica “Kes” (1969); funcionando como instrumento con el que despertar conciencias y poner en duda los valores establecidos moral y políticamente, pero de una manera sutil, compleja, elegante y sin personajes estereotipados (en sus films suele estar más claro quién es el ‘bueno’ y quien el ‘malo’). “Lloviendo piedras” se convirtió así en uno de los grandes hitos del realismo social británico (heredero del Free Cinema de los 50 y 60), el cual vivió un auge en los 90 que culminó en el multitudinario éxito mundial de “Full Monty” (Peter Cattaneo, 1997).

 

– Para amantes del cine de denuncia, realista y bien hecho.

– Imprescindible para coleccionistas de las grandes obras del cine social.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies