CINEBLOG.NET

 

Kevin Smith - 1997 - 'Persiguiendo a Amy'Sin dejar de lado los diálogos freaks cargados de referencias al cine, los cómics y la cultura popular, Kevin Smith se adentró en la tercera parte de su trilogía de Nueva Jersey (tras “Clerks”, 1993, y “Mallrats”, 1995) aumentando la profundidad psicológica y humana de unos personajes que se enfrentaban al mundo hacíendo cosas (lo que suponía en una novedad en una filmografía muy dada a simplemente ‘hablar de cosas’). Esta cumbre irreverente y malhablada de la madurez de Kevin Smith como director y autor desarrolla la idea de prejuicio enlazada con la de crecimiento personal y emocional sin dejar de ser un ejercicio muy entretenido centrado en los treintañeros de los 90 y en cómo los roles de género afectan en nuestras vidas y nuestras. Todo comprimido a base de ingeniosos diálogos en una suerte de comedia romántica atípica que rompe con frescura e irreverencia con las convenciones del género.

El triángulo formado por el pretencioso dibujante (Ben Affleck) del cómic “Bluntman and Chronic”, una autora lesbiana (Joey Laren Adams, pareja por entonces de Kevin Smith e inspiración para el film) y el insoportable entintador del primero (el robaescenas Jason Lee) da lugar a toda una serie de situaciones y conversaciones relacionadas con el sexo, el arte, el amor y, por supuesto Nueva Jersey (estableciendo conexiones con los otros dos films de la trilogía).

“Persiguiendo a Amy” se convirtió rápidamente en uno de los films más destacables y exitosos del cine independiente americano de los 90, además de un hito cinematográfico con el que identificarse (reflexionando sobre uno mismo) para la generación que alcanzó la edad adulta en aquella época. Y es que Kevin Smith sabe conectar con inteligencia y desparpajo con un público muy variado: desde los interesados en la reflexión existencialista posmoderna hasta los ‘cazadores de referencias frikis’, desde los amantes del humor descerebrado (tercera aparición de los ya icónicos Jay & Bob el Silencioso, que tuvieron su propio largo en 2001: “Jay y Bob el Silencioso contraatacan”) hasta los cinéfilos románticos que saben que el amor no es ni externo ni absoluto.

 

– Para quien no tenga miedo de oír hablar sobre ‘fist-fucking’ o ‘sandwiches’.

– Imprescindible para quien piense que los autores de cómics no tienen alma.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies