CINEBLOG.NET

 

Darren Aronofsky - 2010 - 'Cisne Negro'Tras tambalearse su carrera después del batacazo de “La fuente de la vida” (2006), Darren Aronofsky (director de “Requiem por un sueño”, 2000) dirigió dos apreciables films adscritos a subgéneros: “El Luchador” (2008), que recupera el cine de luchadores bajo el prisma del drama familiar; y “Cisne Negro”, suntuosa, asfixiante, barroca e incómoda revisitación del cine de bailarinas que toma como referentes conceptuales y visuales “Las Zapatillas Rojas” (Michael Powell & Emeric Pressburger, 1948) y el anime “Perfect Blue” (Satoshi Kon, 1997). Aronofsky, usando recursos propios del cine de terror, construye un penetrante ejercicio visual y conceptual que funciona a la perfección como sórdido y pesimista retrato de la fama y el arte. A través de las inseguridades psicológicas de una ambiciosa bailarina el espectador se sumerge en un argumento que parece crear paralelismos entre la salud mental y la creación artística más pura, intensa y autodestructiva.

Nina Sayers (Natalie Portman, que logró el Oscar) es una joven bailarina de Nueva York que hace una audición para protagonizar “El lago de los cisnes”, que una prestigiosa compañía va a representar. El director Thomas Leroy (Vincent Cassel) tiene la idea de que la misma bailarina interprete al dulce Cisne Blanco y al malvado Cisne Negro, pero Nina no parece querer dar rienda suelta a su lado oscuro.

Aronofsky crea un cautivador juego de dualidades entre los dos cisnes (encerrados en un mismo intérprete pero también coqueteando con la protagonista y su némesis, solventemente interpretada por Mila Kunis) y entre la vida profesional y la personal de Nina (marcada esta última por la relación enfermiza relación con su madre); esquema dialéctico que también se puede aplicar a “Cisne Negro” y su relación con “El lago de los cisnes”. En definitiva, un film grave y profundo, visualmente cuidado y temáticamente trascendente; con un admirable trabajo técnico, artístico y narrativo y una serie de atractivos secundarios (ese trasunto de Joe Gideon que borda Vincent Cassel, Winona Ryder y su bailarina pasada de moda, la madre absorbente que incorpora Barbara Hershey, …).

 

– Para los que busquen films poéticos y paranoicos a partes iguales.

– Imprescindible para los amantes del cine conceptual y visualmente excesivo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies