CINEBLOG.NET

 

Robin Hardy - 1973 - 'Wicker Man'+Bizarra aproximación al cine de investigaciones criminales dirigida con pulso tenso e inquietante por el poco reseñable escritor inglés Robin Hardy (realizador de las olvidables “El fantasista”, 1986, o “The Wicker Tree”, 2011). El film cuenta con un siniestro y estimulante guión de Anthony Shaffer (que había escrito el año antes los estupendos guiones de “Frenesí” de Alfred Hitchcock y “La huella” de Joseph L. Mankiewicz Mankiewicz), el cual salta del drama policial a la más oscura reflexión teológica y etnológica. La atmósfera enrarecida de la película se beneficia de un estilo narrativo seco y despegado, además de unos escenarios (situados en Escocia) fríos y casi fantasmales (a pesar de estar ambientada en verano) en los que los conceptos de choque de culturas y dicotomía bien-mal se tornan elementos terroríficos; y en los que se nos muestra que tras lo cotidiano y lo ‘normal’ se puede esconder lo más escalofriante.

Tras recibir una sospechosa carta, el devoto católico sargento Howie (Edward Woodward), de Scotland Yard, decide ir a una pequeña isla frente a la costa inglesa para investigar la desaparición de una joven. Allí descubrirá un culto pagano de origen celta, liderado por Lord Summerisle (Christopher Lee), que lo escandalizará y pondrá en alerta.

Bebiendo de diversas tradiciones paganas de toda Europa, “El hombre de mimbre” establece una contraposición entre el Cristianismo predominante en el continente y las ‘religiones paganas’ (a menudo con orígenes anteriores a la expansión del catolicismo); extrayendo su ‘terror’ del miedo ancestral que los cristianos siempre han tenido a los cultos ajenos a ellos (fomentado por los líderes religiosos, claro), los cuales concebían repletos de sacrificios humanos y rituales sangrientos. Así, su esquema de thriller criminal típico se enriquece con un trasfondo atractivo y siniestro, intensificado por los bellos pero inquietantes parajes escoceses fotografiados por Harry Waxman. El remake de 2006, a cargo de Neil LaBute y con Nicolas Cage de protagonista fue poco menos que un auténtico despropósito.

 

– Para coleccionistas de rarezas de culto a reivindicar.

– Imprescindible para fans cerebrales de la primera temporada de “Twin Peaks”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies