CINEBLOG.NET

 

085 - Masaki Kobayashi - 1964 - 'El más allá'Siguiendo el esquema del cine de antologías de terror, que tan de moda estaba en occidente gracias a Roger Corman (“Historias de terror”, 1962) o Mario Bava (“Las tres caras del miedo”, 1963), el realizador japonés Masaki Kobayashi (“Harakiri”, 1962, o “Rebelión”, 1967) despliega una impactante y perfeccionista imaginería visual para contarnos cuatro historias de fantasmas sin sensacionalismos ni grandilocuencias; adentrándose en el folclore nipón a través de un torbellino de coloridas imágenes y sonidos que toman protagonismo en unas tramas un tanto contemplativas (basadas en una colección de cuentos del estudioso de la cultura japonesa Lafcadio Hearn, extraídos de la mitología oriental) recorridas por una atmósfera entre lo sobrenatural y lo surrealista. Horror oriental pesadillesco, con un halo romántico e intenciones antropológicas (o etnográficas), precursor de toda la ola de cine de terror japonés y coreano de los últimos años.

En ‘Pelo Negro’ un samurái abandona a su mujer por otra mujer de más alto estatus, pero su vida no será tan feliz como creía. En ‘La mujer de la nieve’ unos leñadores se refugian de la nieve en una cabaña encantada. ‘Hoichi’ trata del fantasma de un samurái y la petición que le hace a un músico ciego. Y ‘En la taza de té’, de nuevo, un samurái cree ver algo mientras bebe una taza de té.

Estas son las historias que Kobayashi nos presenta con una puesta en escena magistral a base de cuidados movimientos de cámara y artísticos encuadres (tardó cinco años en completar el film) que dan más categoría si cabe a su espectral banda sonora, su sobresaliente utilización de la luz y su fantasmagórico diseño de producción. Como todos los buenos relatos de fantasmas, el otro mundo no es más que una excusa para hablarnos del mundo terrenal, de las personas, las costumbres, la sociedad y los vínculos con los demás y el entorno; profundizando en instituciones como el matrimonio o la relación maestro-alumno además de temas más amplios (igualmente universales) como la condición humana o la reflexión artística.

 

– Para amantes de las ‘historias chinas de fantasmas’.

– Imprescindible para los que buscan los fantasmas en el interior del ser humano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies