CINEBLOG.NET

 

162 - Kurt Neumann - 1958 - 'La Mosca'Clásico del cine de ciencia-ficción y de terror en el que la dirección del especialista en presupuestos escasos y cine de género Kurt Neumann (“El gran domador”, 1933, “Reunión en Reno”, 1951, y varios films de Tarzán con Johnny Weissmuller), el imaginativo guión de James Clavell (autor de “La gran evasión”, 1963, de John Sturges y director de “Rebelión en las aulas”, 1967) y la siempre inquietante presencia del mito del horror Vincent Price se convierten en las piezas angulares para dotar al film de un sentido de la sugerencia y el suspense muy por encima de la media. Sin pretensiones de trascendencia ni elementos superfluos, “La Mosca” sigue siendo un encantador relato de ‘mad doctors’ al más puro estilo de los 50, con su tensión creciente y su imaginación intacta; un carismático icono de un género que inundó los cines (las revistas, los cómics y la literatura) de la década que está muy por encima de sus limitaciones técnicas.

La película nos cuenta de una manera lo más creíble y realista posible la historia de un científico (David Hedison) que parece haber inventado una máquina de teletransporte, la cual ha probado con él mismo haciendo mutar su cuerpo por accidente.

Basada en un relato breve del periodista y escritor George Langelaan (publicado el año anterior), “La mosca” trata uno de los temas más recurrentes de la ciencia-ficción: los peligros que acompañan a los avances científicos; intensificado en los años 50 por las nefastas consecuencias de uno de los descubrimientos más polémicos del siglo XX: la energía nuclear. Pero el film no es una crítica del descontrol egomaníaco y las ínfulas de ser Dios de la ciencia, sino que utiliza el miedo a esto como elemento catalizador de una trama repetida y homenajeada hasta la saciedad. Además de dos secuelas divertidas pero olvidables (“El regreso de la mosca”, 1959, de Edward Bernds y “La maldición de la mosca”, 1965, de Don Sharp), David Cronenberg revisitó la historia en los años 80 con resultados sobresalientes en “La mosca”, aprovechando muchos de los aciertos de esta primera versión y dando más profundidad a los personajes, las situaciones y los temas a tratar.

 

– Para cualquier estudiante de cine y cinéfilos en general.

– Imprescindible para los que quieran saber cómo fue la respuesta de los nuevos creadores a los anquilosados monstruos del terror de los años 30.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies