CINEBLOG.NET

 

Martin Scorsese - 1988 - 'La última tentación de Cristo'La segunda nominación al Oscar como mejor director, tras “Toro Salvaje” (1980), le vino a Martin Scorsese (“Uno de los nuestros”, 1990, o “El lobo de Wall Street”, 2013) con este atípico drama bíblico en el que el director italoamericano profundiza en las raíces de la religión, el sacrificio y la propia condición humana. La novela de Nikos Kazantzakis sirve al guionista Paul Schrader para trasladar conceptos habituales en su obra como la tentación, la culpa o la redención (normalmente ligados con la educación religiosa) a la vida de Jesucristo; personaje con el que a menudo se han comparado algunos de los antihéroes de sus films (del Travis Bickle de “Taxi Driver”, 1976, de Martin Scorsese al John LeTour de “Posibilidad de escape”, 1992, dirigida por él mismo). La polémica estaba servida desde el momento en que esta parábola religiosa con forma de evangelio apócrifo se propuso mostrarnos de una manera mundana al mesías cristiano.

El film sigue la vida de Jesús (un gran Willem Dafoe) hasta que es crucificado; momento en el cual un ángel, supuestamente enviado por Dios, lo baja de la cruz y Jesús puede continuar su vida, casándose con María Magdalena (Barbara Hershey), y posteriormente formando una familia con Marta de Betania (Peggy Gormley). Cuando está a punto de morir, recibe la visita de los apóstoles y Judas (Harvey Keitel) le abre los ojos a algo que Jesús había dejado pasar.

A parte de la tumultuosa profundidad psicológica de Schrader y la demostrada maestría técnica y artística de Scorsese (o de su excelente reparto), el aspecto más interesante de “La última tentación de Cristo” es lo que mayor controversia causó entre los sectores católicos más rígidos (fue prohibida en multitud de países y provocó incendios fatales en diversos cines franceses): su condición de sincera y descarnada exploración, un tanto posmoderna (con música de Peter Gabriel y David Bowie como Poncio Pilatos), del lado más humano y vulgar de Jesucristo a través de errores que cualquiera puede cometer, del relato de una vida cualquiera que busca la redención cuando ve cerca la muerte.

 

– Para los que no conozcan esta pieza atípica dentro de la filmografía de Scorsese.

– Imprescindible para agnósticos interesados en la supuesta vida de Jesús por su valor alegórico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies