CINEBLOG.NET

 

Vicente Aranda - 1996 - 'Libertarias'Controvertido como pocos en el cine español, el erotómano Vicente Aranda (“El Lute (camina o revienta)”, 1987, “Amantes”, 1991, o “Juana la Loca”, 2001) escribió y dirigió este drama bélico-histórico con espíritu feminista, cierta idealización y aires de superproducción patria que fracasó en el momento de su estreno pero que se ha ido erigiendo como uno de los más sólidos dramas corales del cine español. Y es que su excelente reparto (Ana Belén, Victoria Abril, Laura Mañá, Loles León, Jorge Sanz, José Sancho, Miguel Bosé o Antonio Dechent), unido al impecable trabajo de reconstrucción de la España en tiempos de guerra y sus vivaces diálogos son suficientes razones para acercarse a esta entretenida y emocionante película acusada de panfletaria (es obvio que Aranda no siente muchas simpatías hacia el Bando Nacional) por los que no entienden que el cine no es la vida real.

María (Ariadna Gil) es una joven monja que al comienzo de la Guerra Civil se une a un grupo de mujeres anarquistas que reivindican su derecho a luchar en el frente. En su periplo junto a las libertarias irá ampliando su mundo mientras descubre lo mejor y lo peor de lo que es capaz el ser humano.

La moral, la religión, la política y la sociedad se entremezclan en un argumento que opone dos puntos de vista muy distintos a la hora de enfocar la ‘bondad’: por un lado el espíritu libertario anarquista de ese batallón de féminas liderado por unas magníficas Ana Belén y Victoria Abril; y por otro la perspectiva religiosa de la joven monja, que representa cierta inocencia que España perdió en aquella guerra fraticida. Pero las intenciones de Vicente Aranda van más allá de la propaganda de izquierdas, desarrollando durante todo el film un discurso que critica el hecho de que los ideales revolucionarios parecían seguir denostando el papel de las mujeres, tratándolas desde el mismo punto de vista machista que sus enemigos. Así, “Libertarias” se convierte en una mirada amarga y desencantada (hasta cierto punto) hacia uno de los momentos históricos más recurridos en la historia del cine español.

 

– Para cinéfilos nostálgicos de izquierdas.

– Imprescindible para amantes de grandes producciones a los que no importe un poco de manipulación ideológica.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies