CINEBLOG.NET

 

Joe Dante - 1978 - 'Piraña'Tras más de dos décadas como uno de los más grandes iconos de la serie B (y habiendo logrado incluso el reconocimiento de la crítica con sus adaptaciones de Edgar Allan Poe), Roger Corman aún no dejaba pasar la oportunidad de explotar el angular éxito de “Tiburón” (Steven Spielberg, 1978). Para su particular historia de terror acuático, Corman echó mano de la joven cantera de su productora New World Pictures: John Sayles (que se convertiría en uno de los puntales del cine independiente americano con “Matewan”, 1987, o “Lone Star”, 1996) escribió un guión satírico y autoconsciente de su condición de divertimento sin complejos, en el que hay desnudos, acción, sangre y experimentos científicos; en la dirección, Joe Dante (que el los 80 os daría obras imprescindibles como “Aullidos”, 1981, “Gremlins”, 1984, o “El chip prodigioso”, 1987) imprimió un ritmo ágil y una grandilocuencia sin prejuicios que demostraba su pasión por el cine de género de bajo presupuesto.

Después de que dos adolescentes mueran en unas instalaciones secretas en medio del bosque, una horda de pirañas genéticamente alteradas son liberadas en un río en el que, entre otras cosas, se encuentra un campamento de verano repleto de niños. Una investigadora de seguros (Heather Menzies-Urich) y su guia (Bradford Dillman) intentarán evitar el desastre).

Además de un éxito de taquilla considerable en todo el mundo, “Piraña” se convirtió rápidamente en un film de culto por su habilidad para dar al espectador lo que quiere, su irónico oportunismo, su reparto plagado de caras conocidas del cine de terror independiente (Kevin McCarthy, Dick Miller, Barbara Steele o Paul Bartel) o su desvergonzada mezcla de géneros (terror, comedia, ciencia-ficción, …) y referencias cinematográficas. Tal vez “Piraña” no sea una obra maestra del cine, pero tiene científicos locos, héroes casuales, monstruos voraces, competentes efectos especiales y de maquillaje (con artistas de la talla de Rob Bottin o Chris Walas), además de la partitura del siempre inquietante compositor italiano Pino Donaggio; todo lo que necesitamos en una tarde de domingo.

 

– Para los que prefieran la montaña a la playa.

– Imprescindible para interesados en el cine de terror de explotación.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies