CINEBLOG.NET

 

Joseph Losey - 1963 - 'El Sirviente'Después de tener que huir de EE.UU. durante los años 50 (tras film tan apreciables como “El muchacho de los cabellos verdes”, 1948, o “El merodeador”, 1951), por ser acusado por el senador McCarthy de ‘actividades antiamericanas’; el director Joseph Losey (“El mensajero”, 1971, o “El otro Sr. Klein”, 1976) se hizo un nombre en el cine inglés gracias en parte a sus colaboraciones con el dramaturgo y guionista Harold Pinter (posteriormente Premio Nobel de literatura) y el actor Dick Bogarde. De las cuales este perturbador drama psicológico y social sobre la dominación, la sumisión y la amistad es el mejor ejemplo. Inquietante atmósfera con alto contenido sexual, opresiva y crítica, que ayuda a representar la decadencia moral de la clase burguesa y la guerra de clases y que convierte este estudio sobre la dependencia social en un malsano ejercicio de suspense con mensaje.

El film se centra en la relación entre Hugo Barrett (Dick Bogarde), un mayordomo, y Tony (James Fox), su señor. Susan (Wendy Craig), la novia de Tony, sospecha que Barrett se comporta de una manera extraña y manipula a Tony. Lo cierto es que Tony y su amante (Vera Miles) están llevando a cabo un siniestro juego por medio del que van adoptando los roles de Tony y Susan.

Joseph Losey, que ya había intentado llevar la novela de Robin Maugham al cine en EE.UU., se adaptó a la Nueva Ola del cine inglés (el Free Cinema liderado por Lindsay Anderson o Karol Reisz) tan bien como a la complejidad y la profundidad de los textos de Harold Pinter. Orquestando una reflexión sobre la ‘servidumbre’ que tiene diversos niveles de significado (un discurso social sobre las interacciones entre clases sociales altas y bajas, sobre las relaciones de dominación, …), abordando temas como la decadencia de las clases privilegiadas o la dependencia psicológica y social; además de potenciar un subtexto en torno a las aún muy tabúes relaciones homoeróticas. Una obra maestra del cine británico que además se beneficia del estupendo trabajo de iluminación en blanco y negro del prestigioso Douglas Slocombe.

 

– Para amantes de las metáforas cinematográficas.

– Imprescindible para conocer a un director comprometido y contundente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies