CINEBLOG.NET

 

Russell Mulcahy - 1986 - 'Los Inmortales'Tras lograr cierta repercusión en su país, y en festivales como Avoriaz, con su anterior obra (el film de terror sobre jabalíes asesinos gigantes “Razorback: los colmillos del infierno”, 1984), el realizador australiano Russell Mulcahy (“Ricochet”, 1991, “La sombra”, 1994, o “Resident Evil: Extinción”, 2007) llegó a la cima de su carrera con esta joya de aventuras y fantasía que modernizaba el género clásico de ‘capa y espada’ a base de violencia, rock y una premisa argumental con muchas posibilidades. Y es que “Los Inmortales” fundó un atractivo (aunque desaprovechado posteriormente) universo que mezclaba la idea de “Los duelistas” (Ridley Scott, 1977) de un enfrentamiento discontínuo a través de los años con elementos del cine de género más desenfadado de la época (su estructura de videojuego o unos carismáticos personajes que parecen sacados de un cómic); resultando una tétrica y entretenida cinta comercial que aún mantiene intactas sus virtudes.

El film sigue el periplo vital de Connor MacLeod (el anodino Christopher Lambert), un habitante de las Tierras Altas de Escocia que en el siglo XVI descubre que forma parte de una ancestral raza de superhumanos inmortales (solo mueren si les cortan la cabeza). En 1985, Connor tiene una tienda de antigüedades en Nueva York, donde parece que va a tener lugar el duelo entre los dos últimos inmortales.

Las soberbias canciones de Queen en la banda sonora, los trepidantes duelos a espada, un argumento sobrenatural que recorre diversas épocas, una atmósfera sórdida y oscura, unos estupendos actores secundarios (Sean Connery como el refinado Juan Ramirez y Clancy Brown como el implacable Victor Kruger son ya iconos de la cultura popular) o frases como ‘sólo puede quedar uno’, han hecho de “Los Inmortales” una de las paradas obligatorias en el cine de los 80. Un hito de la década que se convirtió rápidamente en un megaéxito y que propició varias secuelas de dudosa calidad, comics, varias series de televisión (una de animación y otra de acción real), copioso merchandising y toda una legión de fans.

 

– Para nuevas generaciones de cinéfilos rebeldes de la acción y la fantasía.

– Imprescindible para los que gustan de la capa y espada revisitada.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies