CINEBLOG.NET

 

Tim Burton - 1988 - 'Bitelchús'El primer largometraje de Tim Burton (en 1985 había rodado la bizarra comedia de culto “La gran aventura de Pee-Wee”) en el que podemos ver algunas de sus constantes visuales (esas serpientes a rayas), argumentales (la joven gótica y cabizbaja) y conceptuales (en lo raro está lo bueno), que posteriormente se convertirían en su sello personal (y hoy día casi en maldición), es además una divertidísima comedia sobrenatural, desmadrada, imaginativa y visualmente poderosa. Burton construyó una delirante historia de casas encantadas en la que no solo nos situaba con su particular sentido del humor en el punto de vista de los difuntos, sino que creaba un peculiar ‘otro mundo’ tan colorido como siniestro. Todo aderezado con con una serie de referencias a diversos palos del cine de terror: desde el diseño expresionista del mundo de los muertos a guiños a clásicos modernos como “El exorcista” (1973) o “El Resplandor” (1980).

Adam (Alec Baldwin) y Barbara (Geena Davis) son un feliz matrimonio que al poco de terminar su casa mueren en un accidente de tráfico. Su casa la comprará un snob matrimonio de la ciudad (Jeffrey Jones y Catherine O’Hara) que quieren remodelarlo todo. La hija de los nuevos dueños (Winona Ryder) descubrirá que los antiguos propietarios aún están en la casa y pretenden asustarlos para que se vayan, aunque no se les da muy bien y tendrán que pedir ayuda al impresentable Betelgeuse (Michael Keaton).

Aunque con una trama algo irregular, el film es una auténtica delicia de culto con personajes icónicos (el propio Bitelchús), numerosos aciertos visuales, una juguetonamente tenebrosa banda sonora de Danny Elfman (además de un par de calipsos de Harry Belafonte), secuencias inolvidables (como el número musical durante la cena), ideas grabadas en la cultura popular (en el otro mundo los suicidas están condenados a trabajar de funcionarios de ventanilla) y un magnífico trabajo de efectos especiales y maquillaje (que de hecho fue oscarizado). La serie de animación “Beetlejuice” (1989-91) también se convirtió en fenómeno de culto.

 

– Para pasar un buen rato entre lo tropical y lo siniestro.

– Imprescindible para recordar lo que un día fue Tim Burton.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies