CINEBLOG.NET

 

Vincenzo Natali - 1997 - 'Cube'Original muestra de terror claustrofóbico que significó un hito en el panorama del cine de horror moderno y supuso el debut en el largometraje del dibujante de storyboards Vincenzo Natali (cuya trayectoria posterior es cuanto menos interesante gracias a films como “Nothing”, 2003, o “Cypher”, 2006, o “Splice. Experimento mortal”, 2009). “Cube” hace de su falta de recursos económicos una virtud; con un solo escenario (con un pequeño cambio de color simula diferentes lugares) y siete actores Natali teje una precisa y absorbente trama en la que se nos van dosificando las claves con cuentagotas. Prendado por un sólido control del suspense y un negrísimo sentido del humor, el espectador asiste a un sórdido juego mortal en el que la psicología y las matemáticas tienen un lugar prioritario; a un kafkiano ejercicio de ciencia-ficción en el que reina la supervivencia del más apto.

Un heterogéneo grupo de desconocidos despiertan en el interior de un laberinto de cubos idénticos interconectados. Tendrán que colaborar entre ellos para sobrevivir a en un entorno plagado de sanguinarias trampas.

El efectivo guión (del propio Natali) desarrolla una trama tramposa e inteligente que renovaba el subgénero de ‘crueles juegos o experimentos con seres humanos’ a base de una bien dosificada progresión dramática que nos lleva inexorablemente hacia un desagradable climax y un irónico desenlace. Puede que “Cube” nos hable de la adaptación del paradigma darwiniano a la sociedad moderna, que toda la función sea una especie de símbolo de la configuración y funcionamiento social o que sea un estudio psicológico de diversas maneras de enfrentarse a los dilemas de la propia vida; sea lo que sea en el fondo, “Cube” es un magnífico film de suspense, con una atractiva premisa, un contexto de ciencia-ficción, ultraviolencia, giros argumentales y mucho ingenio; características que la convirtieron rápidamente en un film de culto (que además triunfó en festivales de Cine Fantástico como Sitges o Fantasporto) en las estanterías de los videoclubs de finales de los 90.

 

– Para exaltadores de la Serie B de terror.

– Imprescindible para los amantes de los miedos más psicológicos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies