CINEBLOG.NET

 

Steven Spielberg - 1971 - 'El diablo sobre ruedas'El primer gran éxito como director de un Steven Spielberg con solo 25 años vino cuando logró convertir este telefilm de bajo presupuesto en un prodigio de tensión narrativa, terror claustrofóbico y aprovechamiento de los medios disponibles que la ABC decidió estrenar en cines poniendo al joven Spielberg (que no tardaría en revolucionar Hollywood con “Tiburón”, 1975, o “Encuentros en la tercera fase”, 1977) en el punto de mira del público mundial. A partir de una sencilla premisa (el prestigioso autor de ciencia-ficción y terror Richard Matheson escribió el guión sobre un relato corto suyo) Spielberg despliega todo un arsenal de recursos narrativos para explorar los miedos más profundos y básicos de la psique humana a base de intriga y horror, escondiendo más de lo que dice, en los que el dinámico montaje de Frank Morriss, la música del televisivo Billy Goldenberg, los poderosos encuadres del director y ese árido escenario casi apocalíptico tienen una importancia capital.

David (Dennis Weaver) es un padre de familia que, regresando a casa tras hacer unos negocios, se cruza con un enorme y siniestro camión al que no parece hacerle mucha gracia que lo adelanten con malas maneras. A partir de entonces el camión (cuyo conductor nunca vemos) comenzará a acosar a David poniendo en peligro su vida en un persecución trepidante.

Debido a su minimalismo argumental (aunque ambientado en las inacabables carreteras estadounidenses, su esquema se podría aplicar a cualquier situación), “El diablo sobre ruedas” fue un lienzo perfecto para que el director de “E.T., el extraterrestre” (1982) aplicase, experimentase y perfeccionase todo lo que había aprendido del oficio de director; homenajease y copiase a los clásicos (Akira Kurosawa, Alfred Hitchcock, …); presentase al mundo su personalidad cinematográfica, aunando la comercialidad con la calidad; y pusiese su granito de arena en ese subgénero tan setentero en el que las persecuciones automovilísticas son las reinas de la función (ese mismo año se estrenó también “Punto límite: cero” de Richard C. Sarafian).

 

– Para amantes del cine de calidad con presupuesto ínfimo.

– Imprescindible para los estudiosos del suspense cinematográfico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies