CINEBLOG.NET

 

Neil Jordan - 1992 - 'Juego de lágrimas'Después de ganar prestigio en el Reino Unido (con “En compañia de lobos”, 1984, o “Mona Lisa”, 1986) y tras varias incursiones fallidas en EE.UU. con el cine más comercial (“El hotel de los fantasmas”, 1988, o “Nunca fuimos ángeles”, 1989), el realizador irlandés Neil Jordan demostró su condición de autor cinematográfico de primera (como director y guionista), volviendo a sus orígenes con este drama romántico con trasfondo político-social que propone un discurso acerca de la identidad nacional, racial, sexual y moral, y lo difícil de enmarcarse en un rol fijo que excluya los otros. Jordan compone una historia que juega con ciertos códigos del cine negro, el drama psicológico y el thriller político para reflexionar sobre diversos niveles y aspectos de la realidad; y a la vez mantener el interés en una historia tan profunda como intrigante (Jordan logró el Oscar al mejor guión).

Fergus (Stephen Rea) es un miembro del IRA (banda armada que luchaba por la independencia de Irlanda del Norte con respecto a Gran Bretaña) que entabla amistad con Jody un soldado (Forest Whitaker) que tienen secuestrado. Fergus promete al soldado que si le pasa algo se ocupará de que su novia esté bien. Así que tras morir Jody, Fergus va a Londres en busca de la chica.

La libertad creativa y la osadía temática y argumental desplegada por el director de “Entrevista con el vampiro” (1994) caló en unos EE.UU. en plena efervescencia del cine independiente gracias al Festival de Sundance y el surgimiento de jóvenes directores como Quentin Tarantino o Richard Rinklater; convirtiéndose en la gran sorpresa del año: su ‘modesto’ presupuesto de dos millones de libras se rentabilizaron con más de 60 millones de dólares solo en USA, consiguió seis nominaciones a los Oscars (y decenas de premios más), además de que su sonado final llegase a ser uno los giros de guión más populares de los 90 (con parodias y homenajes por todos lados). Si tenemos una buena realización, estupendas actuaciones, una gran trabajo tanto técnico como artístico y además hablamos de un film complejo y vocacionalmente diferente, ¿qué más queremos?

 

– Para interesados en el conflicto irlandés y en los recovecos de la mente humana.

– Imprescindible para todo admirador del thriller oscuro con fundamento.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies