CINEBLOG.NET

 

Danny Boyle - 2008 - 'Slumdog Millionaire'Tras el descalabro crítico y en taquilla de la, por otro lado, apreciable “La Playa” (2000) y propuestas de género más o menos exitosas (“28 días después…”, 2002, o “Sunshine”, 2007), el inglés Danny Boyle volvió a dejar con la boca abierta al público (como allá por 1996 cuando estrenase “Trainspotting”) con este híbrido entre realismo social, aventuras dickensianas e iconos de la cultura pop contemporánea que no solo se convirtió en una de las mejores películas del siglo XXI, sino que arrasó en los Oscars: consiguió nada menos que 8 (película, director, guión, fotografía, montaje, …). Partiendo de la novela del diplomático hindú Vikas Swarup, el guionista Simon Beaufoy (“Full Monty”, 1997, de Peter Cattaneo) teje un dramático rompecabezas de vivencias, experiencias traumáticas e ilusiones que recorre con cierto afán totalizador las difíciles condiciones de los huérfanos que sobreviven como pueden en las superpobladas urbes de la India.

El relato que el joven Jamal (Dev Patel) hace en comisaría (tras ser acusado de hacer trampa en el programa televisivo “¿Quién quiere ser millonario?”) sobre las circunstancias que rodean a su crecimiento como persona, nos van dando las claves para averiguar como el protagonista conoce las respuestas a las preguntas del susodicho programa.

Ayudado por la directora de casting Loveleen Tandan (colaboradora habitual de Mira Nair), Boyle despliega su estilo videoclipero, rodando con el brío, la tensión y la emoción características de este director irregular pero siempre efectivo. Así “Slumdog Millionaire” se erige como una perfecta combinación de cine de reivindicación y crítica social (desde los violentos disturbios religiosos entre musulmanes e hindúes de principios de los 90 hasta los centros de atención al cliente de las compañías telefónicas del siglo XXI, pasando por el turismo descerebrado, el desprecio de las clases acomodadas y el crimen organizado) con el espectáculo cinematográfico de primera (un argumento clásico que conjuga drama, romance, tragedia y destino, rodado con grandes medios, profesionalidad y personalidad posmoderna).

 

– Para aficionados al cine comprometido, comercial y moderno.

– Imprescindible para los que aún no la han visto por prejuicios hacia Bollywood y “¿Quién quiere ser millonario?”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies