CINEBLOG.NET

 

06 - Akira Kurosawa - 1975 - 'Dersu Uzala (El Cazador)'Tras más de 30 años de carrera, innumerables obras maestras y un prestigio internacional a prueba de bombas, Akira Kurosawa (“Rashomon”, 1950, “Los siete samurais”, 1954, “Yojimbo”, 1961, o “Ran”, 1985) salió por primera vez de Japón para rodar (en coproducción con la URSS) esta genial cinta de aventuras, rodada en parajes naturales de Siberia (y en unos imponentes 70 mm, como “Lawrence de Arabia”, 1962, de David Lean o “Los odiosos ocho”, 2016, de Quentin Tarantino), que trata temas como la confrontación de diferentes culturas, la amistad, el respeto al mundo animal y vegetal, la sabiduría tradicional o el imparable avance de la civilización a expensas de la Naturaleza. La estimulante mezcla de ecologismo, cine social y aventuras clásicas convierten este ‘tour de force’ filmico en una hermosa maravilla cinematográfica cargada de humanismo y autenticidad.

Un grupo de militares, liderados por el capitán Vladímir Arséniev (Yuri Solomin), se interna en la espesa taiga siberiana para hacer unas propecciones geológicas y topografiar el terreno. Dersu Uzala (Maksim Munzuk), un cazador nómada que conoce perfectamente el territorio, se ofrece a guiarlos por los bosques y a enseñar a Arséniev a sobrevivir y apreciar la Naturaleza.

Basada en la novela autobiográfica del capitán Arsenev (que ya había sido llevada al cine en 1961), “Dersu Uzala” está narrada con un estilo realista y calmado que enervaria al público moderno (acostumbrado a que el cine de aventuras actual se construya a base de incorruptibles guaperas heróicos, con o sin mayas, en medio de improbables crisis mundiales, ya sean apocalipsis zombies o kármicos desastres naturales); pero esta asimilación por parte de Kurosawa de la épica filosófica que habían abanderaron los estudios soviéticos Mosfilm (de Seguei Eisenstein a Andrei Tarkovski), es un sugerente paseo cinematográfico (con inmejorables planos, encuadres y movimientos de cámara) por los bosques siberianos en compañía de un inmejorable y entrañable guía, escatimando en diálogos y en adornos superfluos (a pesar de durar más de dos horas).

 

– Para coleccionistas de joyas de calidad del cine de aventuras.

– Imprescindible para los que hayan perdido la esperanza en el cine, o en la vida.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies