CINEBLOG.NET

 

Hector Babenco - 1985 - 'El Beso de la Mujer Araña'Tras el reconocimiento internacional que logró adentrándose en la situación de los niños delincuentes de las calles de Sao Paulo con “Pixote, la ley del más débil” (1981), el director brasileño (aunque nacido argentino) Hector Babenco (“Tallo de hierro”, 1987, o “Carandiru”, 2003) dio el salto al cine americano, sin ceder un ápice de su espíritu inconformista y crítico, con esta coproducción de regusto onírico sobre la intolerancia, los totalitarismos y los regímenes opresivos. Pero por encima de su trasfondo político, que evoca indirectamente a los ‘desaparecidos’ de la dictadura del General Videla en Argentina (estableciendo paralelismos con la Alemania nazi gracias a una ‘película dentro de la película’); “El Beso de la Mujer Araña” es un sobresaliente estudio de personajes, un desgarrador canto a la libertad cargado de simbolismos en el que la trama va conformando poco a poco unos perfiles psicológicos que buscan despertar conciencias.

Unos excelentes William Hurt (que fue premiado con el Oscar al mejor actor y el premio de interpretación en Cannes) y Raul Julia interpretan respectivamente a Luis Molina, una homosexual acusado de seducir a un menor; y a Valentín Arregui, un preso político, un revolucionario disidente. En su sucia y oscura celda irán entablando una conversación que recorrerá sus vidas, sus miedos y sus ilusiones.

El magnífico libro de Manuel Puig queda un poco ajado por una realización un tanto anodina (tal vez importada de la versión teatral estrenada en 1983 por el mismo autor), pero la fuerza de los protagonistas (a los que se une una sugerente y legendaria Sonia Braga) y su contraposición entre el pragmatismo del activista político y la fabulación del soñador; así como una fotografía, una banda sonora y una dirección artística (Babenco se rodeó de sus colaboradores habituales), entre lo gótico y lo queer, de primera; convierte el film en una de las joyas olvidadas más interesantes, incómodas y bizarras del cine de los 80. Un film diferente, atrevido y contestatario, visualmente hipnótico y conceptualmente necesario.

 

– Para buscadores de amor y amistad al otro lado de los barrotes.

– Imprescindible para amantes de las adaptaciones literarias imposibles.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies