CINEBLOG.NET

 

Jim Jarmusch - 1984 -'Extraños en el paraíso'El debut oficial de Jim Jarmusch (“Bajo el peso de la ley”, 1986, “Noche en la Tierra”, 1991, o “Paterson”, 2016) pasa por ser una de las piezas angulares del cine independiente americano moderno, antes de la llegada de la exitosa generación Sundance (Richard Linklater, Kevin Smith o Quentin Tarantino). Premiada en Cannes y rodada, con bajísimo presupuesto, en tan solo 18 días con tres actores y ocho técnicos; “Extraños en el paraíso”, con su aire germánico de trascendentalidad inconformista (planos fijos, pocos diálogos, alargadas pausas, en blanco y negro, …), se convirtió en el espejo donde se miró todo el cine independiente (y de arte y ensayo) posterior, de Spike Lee a Wes Anderson. Las herméticas y cotidianas peripecias de tres personajes en una búsqueda implícita del sentido de la vida vertebran el minimalista y claustrofóbico argumento de esta oda a la apatía, a la extrañeza y a las ‘flores en la basura’.

Eva (Eszter Balint) llega de Hungría a Nueva York y tiene que pasar diez días en casa de su primo Willie (John Lurie). Aunque al principio no le hace mucha gracia, pronto Willie comenzará a disfrutar de la comañia de Eva. Un año después, Willie y su amigo Eddie (Richard Edson) deciden ir a visitar a Eva a Cleveland.

Jarmusch no inventó esa estética de bajo presupuesto que desprendía “Extraños en el paraíso”, pero si que llevó hasta los años 80 ciertos códigos visuales (y temáticos) del cine de John Cassavetes (padre del cine americano gracias a “Shadows”, 1959, o “Faces“, 1968); pasándolos por el filtro de sus grandes influencias (Nicholas Ray, profesor suyo en la NYU, o Wim Wenders) y abriendo las puertas a muchos directores con ideas pero sin dinero. Sus armas son una descarnada fotografía en blanco y negro a cargo de Tom DiCillo (posteriormente director de “Johnny Suede”, 1991, o “Vivir Rodando”, 1995), una banda sonora jazzistica de John Lurie (a la que hay que añadir el icónico ‘I Put a Spell on You’ de Screamin’ Jay Hawkins) y una narración que saca del existencialismo ‘loser’ y de la pasión por el cine más atrevido su razón de ser.

 

– Para fans del nuevo cine independiente americano.

– Imprescindible para aspirantes a directores con poco dinero en el bolsillo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies