CINEBLOG.NET

 

Juanma Bajo Ulloa - 1993 - 'La madre muerta'Después de conseguir la Concha de Oro en San Sebastián,  con solo 24 años, por su opera prima “Alas de Mariposa” (1991), Juanma Bajo Ulloa (después absorbido por el fenómeno que supuso “Airbag”, 1997) dirigió otro cuento de hadas tenebroso y bizarro que afianzaba un estilo propio que no tendría continuidad hasta su cuarto largometraje: “Frágil”, 2004. Como uno de los grandes representantes de la nueva camada de directores españoles de los 90 (Álex de la Iglesia, Julio Medem o Mariano Barroso), Bajo Ulloa se establece en un entorno (visual y conceptual) reconociblemente ibérico para desde aquí tratar temas de alcance universal; jugando con los géneros canónicos (en este caso el thriller o el cine criminal) con afán rompedor, un discurso profundo y una poderosa puesta en escena entre la cinefilia y la innovación.

Un inquietante Karra Elejalde interpreta a Ismael, un ladrón y asesino que decide secuestrar a una joven (Ana Álvarez) que siendo niña lo vio en el escenario de un crimen. La relación entre Ismael, la joven (que padece una especie de autismo) y la novia de Ismael (Lio) se convierte en fuente de perversas sensaciones y desconcertantes actos, cargada de erotismo y mal rollo a partes iguales y rodeada de una atmósfera enrarecida de tragedia inminente.

Bajo Ulloa propone con “La madre muerta” una subversiva interpretación de los cuentos de hadas, haciendo que un impredecible ‘lobo feroz’ secuestre a una suerte de traumatizada ‘bella durmiente’ (aunque al principio es más ‘Caperucita Roja’); sirviéndole esto para desarrollar una pausada reflexión sobre la inocencia, la infancia, la atracción y la obsesión con hermosas imágenes que contrastan con lo sórdido del argumento. A pesar de triunfar en diversos festivales internacionales (que reconocieron el gran trabajo de Karra Elejalde en su primer papel protagonista, la labor autoral de Bajo Ulloa o los hipnóticos ojos de Ana Álvarez), “La madre muerta” resultó demasiado extraña para el público y fue un fracaso en taquilla; aunque pronto se convirtió en un film de culto básico del cine español.

 

– Para quien solo conozca a Bajo Ulloa por “Airbag”, o simplemente no lo conozca.

– Imprescindible para gourmets del cine español de autor.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies