CINEBLOG.NET

 

Giuseppe Tornatore - 1994 - 'Pura formalidad'El director italiano Giuseppe Tornatore (“La leyenda del pianista en el océano”, 1998, o “La mejor oferta”, 2013) abandonó ocasionalmente el apreciable drama nostálgico, que lo había hecho famoso gracias a “Cinema Paradiso” (1988) o “Están todos bien” (1991), para dirigir este thriller claustrofóbico y oscuro que desarrolla de manera inquietantemente teatral el concepto de memoria a través de la confusión entre realidad y ficción (en relación con la creación artística). Rodada con un estilo visual y narrativo que remite a la confusión psicológica del protagonista, con unas poderosas interpretaciones principales (en un irrepetible duelo actoral), una misteriosa banda sonora de Ennio Morricone y un inteligente guión del propio Tornatore, el misterioso espectáculo kafkiano está servido. “Pura formalidad” guarda también un parecido obvio con el universo opresivo y tortuoso de Polanski, que aquel mismo año dirigió “La muerte y la doncella”, con la que tiene muchos puntos en común.

Onoff (siempre estupendo Gérard Depardieu), un famoso escritor en horas bajas, detenido en medio de la noche por la policía. Un implacable inspector (sorprendente Roman Polanski), admirador confeso de loas novelas de Onoff, será el encargado de realizarle un exhaustivo y extraño interrogatorio en el que nada es lo que parece.

Tornatore utiliza ciertos códigos del thriller policíaco (el film es básicamente un largo interrogatorio), del cine negro (su lóbrega ambientación o ese inspector que parece sabérselas todas) y del suspense paranóico (Depardieu reconstruyendo sus inconfesables hechos pasados como si de un rompecabezas se tratase) para explorar los entresijos del acto de recordar; para desplegar una mohosa imaginería plagada de simbolismos (la ratonera, la lluvia, …) y una virtuosa puesta en escena generosa en melindrosos movimientos de cámara. Ahi muchas razones para ver “Pura formalidad” (título que no se entiende del todo hasta su ‘final sorpresa’), pero sin duda disfrutar de Gerard Depardieu en plena forma acosado por las preguntas de un icónico Roman Polanski es su plato fuerte.

 

– Para buscadores de ingeniosos juegos siniestros.

– Imprescindible para los que no conozcan a un grande de la interpretación (Depardieu) y quieran sorprenderse con una buena interpretación de Roman Polanski.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies