CINEBLOG.NET

 

Perturbadora y desagradable, “Bully” es la cumbre de la sordidez del cine de Larry Clark tras las desoladoras “Kids” (1995) y “Al final del Edén” (1998); y antes de su periodo ‘optimista’ con films como “Ken Park” (2002) y “Wassup Rockers” (2005). Abordando, como siempre, el mundo de la adolescencia, Larry Clark convierte el inconformismo y el nihilismo propio de la juventud en una suerte de maldad amoral y oscura como nunca lo había hecho; adentrándose en un problema social como el ‘bullying’ con sus provocadoras maneras y su escalofriante realismo. Como el resto de su cine, Larry Clark no juzga a los personajes de “Bully”, sino que se limita a pasearse entre ellos (interpretados por un reparto impecable) obligando al espectador a enfrentarse a temas, actitudes y situaciones incómodas que afectan a toda la sociedad; preguntando a esta qué clase de educación da a sus jóvenes.

Marty (Brad Renfro) aguanta a diario los abusos de Bobby (Nick Stahl) hasta que un día decide, junto a su novia (Rachel Miner), acabar con el. Junto a otras víctimas de Bobby acuden a pedir ayuda a un criminal de poca monta (Leo Fitzpatrick) para que los asesore en el asesinato.

“Bully”, adaptando la novela “Bully: A True Story of High School Revenge” de Jim Schutze, narra con fijación por la psicología de los personajes la historia real del asesinato de Bobby Kent (ocurrido en 1993) alejándose de los discursos moralistas o políticos de “Bowling for Columbine” (Michael Moore, ) o el lirismo aséptico de “Elephant” (Gus Van Sant, ). Y es que Larry Clark no es un adulto al uso, sino un adolescente eterno que comparte la rebeldía y los dilemas existenciales de su objeto de creación artística. La explicitud con la que Larry Clark (así como ya hacía en los años 60 con su propio entorno en su obra fotográfica) muestra la promiscuidad sexual, la agresividad verbal, la violencia física, los comportamientos degradantes y vejatorios y el consumo de sustancias propició centenares de críticas negativas hacia esta cruel pero hipnótica exploración de los valores de los jóvenes.

 

– Para los que no se asusten de que la adolescencia sea cruel.

– Imprescindible para los que no hacen asco a un buen film de ‘jóvenes-drogas-y-sexo’.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies