CINEBLOG.NET

 

Aunque ya llevaba muchos años destacando en Italia como insobornable actor, director, guionista y productor, el siempre comprometido y complejo Nanni Moretti (“La misa ha terminado”, 1985, “La habitación del hijo”, 2001, “Mia madre”, 2015) consiguió la fama internacional con esta original comedia con toques dramáticos que lo llevó a ser nombrado ‘el Woody Allen’ italiano. Moretti utiliza experiencias propias para crear un puzzle de las ansiedades y obsesiones del hombre moderno con aguda ironía y mucho humor. Toda una delicia de aspecto ligero y fondo intenso que funciona como un compendio de temas y actitudes del cineasta italiano; una declaración de intenciones filosófico-fílmica para ver con una sonrisa en la boca. Una de las más dignas maneras de ver comedia inteligente e interesante y de alejarse de las manidas fórmulas que dominan el panorama del humor cinematográfico.

El film está dividido en tres episodios: ‘En mi vespa’ es un veraniego paseo en moto por Roma acompañado de reflexiones cinéfilas, sociológicas y urbanísticas; en ‘Islas’ Moretti y un amigo viaja a las islas Eolias en Sicilia con motivo de relajarse y trabajar con más tranquilidad, pero por supuesto no podrá llevar a cabo su objetivo; ‘Médicos’ es un relato (que cuenta con imágenes grabadas de su propia vida) casi documental de cuando le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin (que mucho tiene que ver con la visión de los médicos de Woody Allen).

La estructura episódica, su narración en primera persona y el carácter desenfadado pero existencialista del protagonista imprimen al film una vitalidad y un realismo que juegan con lo metalingüístico (no es un documental, pero tampoco es un film de ficción al uso) y lo costumbrista; logrando una sincera y lúcida reflexión sobre el propio Moretti, su salud, su familia, su trabajo y su vida en general. Así, Moretti se coloca en el lado opuesto al romanticismo, mágico, enrevesado y complejo con que su paisano Federico Fellini profundizaba en el oficio de director de cine y en la creación artística en general (“Fellini 8½”, 1963).

 

– Para morbosos de la comedia intelectual.

– Imprescindible para los que tiene prejuicios hacia el cine italiano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies