CINEBLOG.NET

 

Jerry Lewis - 1963 - 'El profesor chiflado'Después de formar pareja cómica durante los 50 con Dean Martin, el eterno patoso Jerry Lewis tomó las riendas de su carrera dirigiendo y escribiendo sus propios films (“El botones”, 1960, “El terror de las chicas”, 1961, o “Jerry Calamidad”, 1964) y convirtiéndose en un autor en toda regla (aunque solo verdaderamente apreciado en Europa) gracias a desenfadadas comedias repletas de ingeniosos gags (que a veces parecen interrumpir la narración) que mezclan el espíritu de la comedia muda con el moderno aliento pop de los 60. Con “El profesor chiflado”, Lewis desarrollaba su particular duelo entre el bien y el mal bajo los chillones tonos del Technicolor; moviéndose entre una ingenuidad ‘nerd’ aderezada por su catálogo de muecas (esas que tanto odian sus detractores) y un irresistible atractivo sexual que más bien parece una parodia de los chulescos galanes hollywoodienses.

Esta versión psicodélica de ‘El Dr. Jekyll y Mr. Hyde’ tiene como protagonista al professor universitario de química Julius Kelp (Jerry Lewis), el cual está cansado de que las mujeres lo ignoren y sus fornidos alumnos lo humillen. Kelp creará una pócima que al tomarla lo transformará en el apuesto dandy Buddy Love (con el que Lewis se burlaba de su expareja artística), un narcisista y mujeriego tipo que llevará a las mujeres de calle.

Jerry Lewis firmaba una de sus mejores películas ahondando en los conceptos que siempre le habían interesado (las apariencias, la mujer como centro de las obsesiones masculinas, personajes inmaduros, casi aniñados, o el humor físico) y creando un entrañable icono popular del siglo XX (cuya sombra se extiende más allá del olvidable remake protagonizado por Eddie Murphy). Lewis no era Billy Wilder, ni Charles Chaplin, pero si que era un payaso vocacional que supo desarrollar una personalidad cinematográfica cuanto menos divertida, que supo homenajear a los clásicos con respeto y seguir siendo recordado hoy día; y “El profesor chiflado” es su joya de la corona, una perversión cómica del psicoanálisis que da más de lo que parece.

 

– Para los que puedan ver más allá de un recital de ridículas caras y atractivas jovencitas de los 60.

– Imprescindible para entender porqué Lewis era una estrella en Francia y un paria en EE.UU.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies