CINEBLOG.NET

 

La generación de cómicos surgidos alrededor de la revista humorística “National Lampoon” (y de sus shows teatrales o radiofónicos) tuvo su consagración cinematográfica con esta desmelenada y pionera comedia universitaria escrita por Harold Ramis (director de “Atrapado en el tiempo”, 1993) a partir de las historias de Chris Miller aparecidas en el magazine y en sus propias experiencias en la universidad; y dirigida por John Landis, presagiando unos exitosos años 80 (“Granujas a todo ritmo”, 1980, “Un hombre lobo americano en Londres”, 1981, o “Entre pillos anda el juego”, 1983). Y es que “Desmadre a la americana”, con su atrevido y provocador argumento (que hoy día puede resultar algo ingenuo), que mezcla el alcohol, la juerga, el sexo y la picaresca; inauguró un subgénero muy popular en los 80, en el que jóvenes universitarios de lívidos desbocados pasaban su vida de estudiantes bebiendo y persiguiendo chicas alrededor de sus conocidas fraternidades.

El Faber College, una prestigiosa universidad, está dividido en dos fraternidades opuestas. Por un lado están los Omega, unos pijos estirados y capullos, jugadores de fútbol americano con descapotables. Por otro está la Delta Tau Chi, unos juerguistas cachondos que dedican su tiempo a montar fiestas salvajes y a tratar de joder a la Casa Omega.

Con su fresca y desenfadada concepción de la comedia (a base de ‘sal gorda’, escatología y tetas) apoyada en un heterogéneo reparto de prometedores actores (aunque en general solo eso), entre los que encontramos a Kevin Bacon, el malogrado John Belushi, Karen Allen, Tom Hulce (el futuro Mozart de “Amadeus”), Peter Riegert, Tim Matheson o Donald Sutherland (el único actor de prestigio del film, que participó sin cobrar por su amistad con el director); para bien o para mal, “Desmadre a la americana”, a ritmo de soul y rock & roll clásico (Chuck Berry, Sam Cooke, Isley Brothers, Barrett Strong, …), cambió para siempre las comedias universitarias, provocando una multitud de imitaciones que bajaron mucho el listón de calidad de la comedia post-adolescente desde los 80 hasta la actualidad.

 

– Para los que fueron estudiantes hace mucho tiempo.

– Imprescindible para coleccionistas de hitos de la comedia USA.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies